2014-11-18

Penny Dreadful






Historias seriadas, adecuadas para los bolsillos vacíos y las ganas de llenar la cabeza de historias truculentas más sórdidas que la propia sordidez de la vida real. Penny Dreadful, las novelas de a duro de la Inglaterra de luz de gas. La madre aficionada al té de los bolsilibros; la prima con acento extraño de las novelas de pulpa de papel de los americanos. 

Penny Dreadful la serie. Ocho capítulos es el formato adecuado para cierto tipo de historias. Si en True Detective funcionó, en está producción de Showtime apadrinada por Sam Mendes, también. Ocho capítulos que muchos han tildado de La Liga de los hombres extraordinarios pero en bueno. Sí, vale, los que no se han leído el cómic.

Penny Dreadful te cuenta una historia que pretende ser el smash monster definitivo en forma de serie de televisión. John Logan escribe un serial moderno donde cabe las almas poseídos, los vampiros, Dorian Gray el monstruo de Frankenstein y su creador y un remedo de Alan Quatermain que salva del ostracismo al ex agente 007 Timothy Dalton. Ah, y un pistolero llamado Chandler que siempre hay que poner un yanqui en cualquier en este Londres de lujo y tinieblas.

Y sí, gusta. Diálogos currados, su poco de acción, y un trama que no por alargada deja con ganas de más.  Los misterios egipcios se mezclan con el vampirismo, los exorcismos, el amor y existencialismo de los seres resucitados a trozos de forma pausada, adentrándose en las motivaciones de los personajes y evitando el pim pam pum fácil del material con el que se cuenta. No es la serie perfecta y no le hace falta. Está realizad con oficio y presupuesto, sin tomar por estúpido al autor y sabiendo que no es más que una historia de sordidez sobrenatural para el espectador resabiado del siglo XXI. Con todo lo que eso conlleva.

2014-11-17

Firmas y presentaciones





Esto marcha a velocidad de vértigo. El 21 de Noviembre sale a la venta la novela y el día siguiente ya tengo mi primera presentación y firmas en mi segunda casa: Cards & Comics en Sevilla. A la hora del ángelus estaré charlando con el quiera pasarse por allí y si tienen a bien llevarse Laguna Negra se llevarán una dedicatoria molona.






Pero el bombazo es que a principios de años, el sábado 17 de enero, estaré en la Librería Gigamesh de Barcelona (EL TEMPLO) en otra presentación con toda la plan mayor de la editorial Tyrannosaurus. Una noticia alucinante de la que aun me estoy recomponiendo.

¡No veas!

2014-11-08

Laguna Negra: Coming Soon









El "próximamente" se queda corto cuando queda menos de una semana para que esté en todas las librerías mi primera novela.

Porque sí, señores, a boca llena, con el orgullo a flor de piel y la sensación de que he coronado una montaña, puedo decir que Laguna Negra, el cuarto volumen de la serie Monster Unleashed verá la luz el viernes 14 de Noviembre.

Mucha es la confianza depositada en mí por parte de la editorial Tyrannosaurus Books, y sé que la apuesta es fuerte. La suerte está echada y sólo queda el veredicto del lector. ¿Y qué se encontrará aquel que lea el libro? Un homenaje a una generación en realidad. Envuelto en un relato de terror y monstruos es un canto a una forma de ver la cultura pop desde el punto de vista de mi generación. La idea de la línea editorial era sacar de su contexto a los monstruos clásicos de la Universal. La Momia, El Hombre Lobo, Drácula... Todos asentados en una cosmogonía propia. El plan era sencillo: descontextualizarlos y cambiarlos al género macarra y grindhouse de la novela setentera, del asiento de atrás de un autocine, de las sesión doble y la estantería de videoclub.

La idea molaba un huevo y le eché cara ofreciéndoles mi visión del monstruo de la laguna negra (por aquí conocida como "La mujer y el monstruo"). ¿Y quién es el monstruo de la laguna negra o Gill Man? Para mí era más que un ser que acechaba a una preciosa muñequita en una película en blanco y negro, era más el increíble diseño de Stan Winston en "Una Pandilla Alucinante"; era olor a pantano, almizcle, colmillos y desajustes hormonales; era pura droga hormonal... Para mí era un monstruo que tenía su lugar en ese foco pop que existió durante la década de los setenta y ochenta. Por alguna extraña asociación de ideas imaginé el Universo de "Corrupción en Miami", esas producciones donde todo el mundo se metía una raya de coca, hombreras, frases lacónicas, héroes one liner y el mayor presupuesto que pudiera dar la productora Cannon.

Laguna Negra es Literatura de evasión; es un divertimento llenos de homenajes a mí mismo y a aquellos que pudieron compartir mi infancia. Es la novela que escribe un tipo que no sabe si volverá a escribir una puñetera novela más en su vida. Hecha con el cariño de la primera vez y con el miedo del novato. Es terror y acción, son monstruos y héroes, combates a muerte y nazis deformes.

En pocos días estará en las estanterías y si gusta será gracias al oficio de la editorial y de Laura, mi correctora.

Sólo queda que se disfrute porque por mi parte todo está escrito. 

"La selva del Amazonas, 1969. Un búnker nazi, una aberración de la Naturaleza fuera de control. Miami, 1979. Cuando una nueva droga aparece en las calles de la ciudad, Hudson Cardozo, exboxeador y policía corrupto, descubre que la guerra de la coca y su lealtad a la reina del hampa no es lo peor que le puede pasar. Es la hora de cazar a una criatura desafiante al tiempo y a los horrores de los experimentos nazis. Sangre, garras y música disco; peleas ilegales y canibalismo. Una lucha a muerte que llevará al detective Hudson a aliarse con un grupo inesperado para salvar la ciudad de una amenaza letal.
¡Acción y vísceras! ¡Esvásticas, camisas hawaianas, combates ilegales, rayas de coca y mujeres fatales del calibre treinta y ocho! ¡Traición y muerte en la ciudad del vicio!"

2014-10-16

De portadas y proyectos




Pues sí. Ahí está, que parece recién sacada de una pared de videoclub. Laguna Negra, la niña de mis ojos durante un tiempo, el cuarto volumen de la colección Monsters Unleashed. Mi criatura.

En poco tiempo estará en todas las librerías, con la mejor de las distribuciones y toda la confianza de la editorial Tyrannosaurus Books. Ahora, después del tiempo escribiéndola, de cientos de mensajes con editores, correctores, portadistas... Ahora, que todo termina y empieza a la vez, mi libro ya no es mi libro. Esta novela macarra y exploit dejará de estar en mi cabeza para irse a la cabeza de otros. Me despido de ella con la amargura de la pérdida de intimidad con un material que era sólo mío y la alegría de poder llegar a otros que, espero, la disfrutarán.


2014-10-05

Al filo del mañana.









Al filo del mañána la he visto después de meterme entre pecho y espalda dos sinsentidos artísticos como la cuarta de Transformers y Godzilla. Por lo tanto, el ánimo no lo podría tener más bajo. 
En esta cinta tenemos a un reverdecido Tom Cruise que lleva años siguiendo la vía de Charlton Heston setentero; esto es: cifi digna y que se recuerde más de diez minutos. No ha encontrado ningún clásico durante el trayecto pero se va acercando con ésta última. Porque, amigo, Al filo del mañana es una peli si no redonda, coherente, divertida y lo más cercano a un Blockbuster alejado de franquicias decente desde Pacific Rim.

Tom es un mierdas que curra en la publicidad que por razones de cifi/argumento se ve obligado a vivir una y otra vez el ataque definitivo de la humanidad contra unos aliens que nos han invadido. Un acierto de la peli es no meterse en las razones de los extreterrestres, los por qué, de estar aquí dando por saco. Lo hacen. Punto. Sí, todos pensamos en Código Fuente o la inmortal Día de la marmota. Y los mimbres son parecidos, la narrativa igual... pero Doug (la primera de Bourne) Liman y el señor Cruise tiran de oficio y desenfreno para hacer de las repeticiones evolución y no dejarte mirar el móvil en ningún momento.

El mundo Warhammer con sus mechas realistas cobra vida en una acción que no apabulla y que cuenta lo que quiere con contar sin que tengamos que tomar un Tranxiliun por el camino. La historia mola; mola el protagonista y su evolución hacia el Dios de la Guerra desde su inicio piltrafa; molan los secundarios que saben que Cruise no está para cargarse sobre los hombros él solito una producción de acción de este calibre. Casi no me lo creía en la reivindicable y en ocasiones paródica, Jack Reacher y aquí sí cuela como action hero a su pesar.

El final, eso sí, es una concesión a la idea de que el público quiere un final feliz aunque rompa con el tono del film. Una lástima porque rompe la redondez de la mejor peli palomitera del verano.

2014-09-15

Tomar el nombre del Pulp en vano (III)






Neopulp. Una nueva palabra en el mercado. Un vocablo que evoca modernidad en un concepto que lleva tocándose más de un siglo. Neopulp. ¿Qué es eso? ¿Nuevos autores que trabajan el escapismo literario? ¿Formas nuevas de contar lo mismo?
Si acertamos con las dos preguntas veremos que hay dónde rascar. Nuevos autores. Sí, autores a patadas. Por autores que no quede. Las generaciones se renuevan casi a diario; se amontonan como los zombis en la World War Z. Y el éxito es la presa. La parte positiva de todo esto es que por estadística nos encontraremos, y aquí hablo como lector, con productos de calidad. Gente que se esfuerza en dar lo máximo en cada escrito, que cuidad el estilo y sabe que la mejor forma de trabajar es la pausa y dejarse los cuernos mimando su obra. Luego está la mierdaca seca; pero no me interesa hablar se eso porque todos sabemos que en cualquier materia todo el monte no es orégano.

¿Formas nuevas de contar lo mismo? Aquí nos encontramos con la pérdida de memoria, desconocimiento o bisoñez. Todo está contado. Todas las tramas están urdidas. Todos los personajes han nacido, muerto y desarrollado su parte en la función. ¿Vaqueros contra monstruos? Ya se ha hecho. ¿Zombies? A patadas... Pero a patadas... Las ideas revolucionarias, los argumentos rompedores están ahí, pero deben estar alejados de los clichés. Basta con leer el principio de algunas de estas nuevas muestras de neopulp para toparse una y otra vez con lo mismo. El mismo tono que novelas traducidas del inglés una y mil veces, ideas muy buenas ahogadas en un estilo que suena a mil veces leído... Hay autores que lo han entendido a la primera: Jasso, Bueso, Álamo, Vilas... y muchos más, que se alejan de los convencionalismos y se abrazan a un nuevo modo de contar lo mismo. Eso es lo que me atrapa como lector; el amor por el lenguaje; alejarse de ese concepto tan visto de "estilo cinemaográfico". La Literatura es Literatura y el Cine es Cine. Literatura son palabras, evocaciones lingüísticas no secuencias de celuloide. Los autores que me interesan lo hacen a través del lenguaje; algo más allá que la historia (que en ocasiones me importa un huevo); la manera de escribir, de afrontar la narración. No hablo de experimentos con gaseosa, la Alta Literatura que empalaga como un fuego artificial privado y demodé. Hablo de buenos escritores; de buenas novelas.

Y me dejo muchos autores más que son meritorios y capaces. Todo el monte no es orégano pero dentro de la abundancia hay autores que merecen un seguimiento especial en lengua castellana.

2014-09-08

Tomar el nombre del Pulp en vano (II)









En el post anterior comentaba las diferencias entre la política editorial y los escritores de género pulp de ahora y los de antes. Antes, la escala de producción ofrecía una oferta impensable ahora, unos precios asequibles y una calidad media que ha denigrado a la novela de bolsillo entre sus camaradas de Alta Literatura.

Autores de fama se ganaron el pienso con novelas de a duro que pagaban el cole de los niños o las letras del coche. Autores nada academicistas salían de su oficina y se acostaban tarde para pillarse un sobresueldo mientras firmaban con pseudónimos anglosajones, pasando al olvido de la clase literata pero no en el corazón de los lectores.

Ahora, en los tiempos actuales de RRSS, editoriales voluntariosas y nostalgia más o menos bienaventurada, los autores pulp parecen captar más la forma que le esencia, o más bien las malas formas. No quiero generalizar ni mucho menos, sino narrar una situación que veo repetidas en muchas novelas que se adaptan a las maneras de la Literatura Popular: las erratas.

Erratas como castillos; castillos repletos de orcos con armaduras erizadas con pinchos... y caras de muy mala hostia. Hostia, sí; que Ostia en un pueblo de Italia, como me dijeron una vez.

Veo una novela y me llama, tengo al alcance de la vista las primeras páginas, o alguien me pasa un escrito para que lo lea y vea si el tema mola. Y me jode, me fastidia y me da pena que un libro EDITADO por una empresa que se dedica a esto saque un producto que falta al respeto tanto al lector.

Es una negligencia. Primero del autor, y ahí me meto yo en el saco. Me da mucho coraje que la editorial detecte errores de bulto en lo que escribo. Me abochorna y doy gracias a Cromo por sus servicios de corrección. El autor es el responsable de lo que escribe, ¿o un cocinero no lo es del sabor de sus platos? ¿Si un guiso está pasado de sal la culpa es del cocinero o del restaurante? Pues eso, pero con letras.

He llegado a escuchar a autores disculpándose con la excusa de que la trama es lo importante. Vale. Ese será para lectores con tragaderas, pero no. 

Y me ciño al género pulp pero podría tratar la novela erótica, histórica, etc, etc... Dejadez, desinterés, prisas... En los sesenta, con miles de novelas publicadas al año, una editorial de bolsilibros podía columpiarse con su servicio de corrección pero, ¿ahora? "Llevo escribiendo mi gran novela durante cuatro o cinco años", se oye por todos lados, y los guiones de diálogo no están bien colocados.

Y os habla uno que medio ha aprendido a base de chocazos contra la pared.