2006-03-29

Reseña literaria: La guardia Fénix


En busca de algo medio interesante y que no esté más visto que el tebeo, compré "La guardia Fénix" de Steven Brust, editorial Gigamesh. Tenía ganas de leer un libro de Fantasía que fuera algo original (si eso es posible) y me decanté por él por su texto de contraportada:


"Cuando el joven Khaavren decide enrolarse en la Guardia Imperial en busca de aventuras, poco podía sospechar que de él y de sus compañeros dependería el futuro del Imperio Dragaerano. Y en un mundo en el que la traición está presente en los lugares más insospechados, la propia vida y los ideales deben respaldarse con astucia, mucha capacidad de improvisación y, sobre todo, la fuerza de la espada.
Escrita en la mejor tradición de la novela fantástica como un libro dentro de un libro, La Guardia Fénix se erige como una de las lecturas más frescas y deslumbrantes que ha dado la fantasía de finales de siglo. Está dotada de un sentido del humor exquisito y jalonada por unos diálogos simplemente brillantes; Steven Brust mezcla magistralmente fantasía, sátira y metaficción en un mestizaje que ha abierto nuevas rutas para el género."
"Atención con Steven Brust. Es bueno, se mueve deprisa y te sorprende." Roger Zelazny

Esperaba un homenaje en clave de Fantasía a los Tres Mosqueteros de Dumas y eso encontré. De estructura curiosa, la narración siempre nos es mostrada desde el punto de vista histórico, como si fueran hechos reales acontecidos años atrás. El mundo que nos ofrece tiene suficientes elementos novedosos como para dejar que te sumerjas en ellos sin pensar en enanos bravucones o elfos delicados. Los protagonistas son un reflejo de los de Dumas, cada uno con sus motivaciones y deseos, marionetas de una trama palaciega totalmente folletinesca. Una libro recomendable para lectores aficionados al género con ganas de algo más que lo mismo.

No hay comentarios: