2006-03-23

Superhéroes en barbecho.

Durante toda la historia Marvel, nuestro superhéroes (Marvel tiene los derechos de este palabro y por ende yo también) han sufrido altibajos. No es que sus vidas les fueran mal, que sus parejas les dejaran por otro tipo con las mallitas más apretadas, que tuvieran que buscarse un trabajo con sueldo para comprarse las habichuelas, no... Lo que pasa en el mundo real es que los frikis dejan de comprar tu serie y desde las alturas deciden que tu vida se termina. Dejas de ser popular, chaval, la tias ya no te aclaman y los gafapastas no diseccionan tus hazañas. Ya no tienes escritor de moda ni dibujante "hot". Últimamente tenías a un chavalillo que ¿escribía? una serie regular con billete directo al infierno de los fondos de catálogo y un dibujante que no pensaba en ti, sino en pasar a otra serie que engrosara su nómina.
Luego viene las miniseries, los tomitos, un discreto anuncio en convenciones, una adaptación en cine, un escritor fan que quiere devolverte el lustre perdido, unos frikis irredentos que gritan donde se les quiera oir que tiene que volver por que ellos SÍ comprarán tu serie... Y mientras tanto Thor, La visión, Ojo de Halcón y un largo etcétera duermen el sueño de los justos (por lo menos aquí en España).
Alguna vez, sólo una, debería pasarle algo de esto a Spiderman, así, quizás otros autores con más ideas o frescura reinventarían personajes que nunca han descansado. Dixit

No hay comentarios: