2006-04-27

El origen de mi afición a la Literatura fantástica


Aviso que esto es un rollo personal (pero como esto es un blog):

Me encanta la Literatura Fantástica y es quizás mi género favorito. Desde mozalbete recuerdo haber leido desde cuentos clásicos, la Historia Interminable, Jim Botón y Lucas el Maquinista y cuantos libros que se cruzaran por mis ojos que me contaran historias extraordinarias y, por supuesto, fantásticas.
En el año 93, arrg que viejo soy, en el mes de septiembre, estábamos mi familia y yo en la casade verano de unos de mis padres y yo me aburría como una ostra. No me gusta la playa, no tenía nadie de mi edad con quién hablar y no tenía ni siquiera esos walksman de kilo y medio que me acompañaban siempre en esa época tan pajillera de mi vida. Para ehcar el rato, y como lector compulsivo que soy, me dediqué a buscar algo para leer y encontré en una estantería una edición de bolsillo de "El hobbit". Enseguida me llamó la atención. Algo me sonaba de conversaciones con mi amigo Alfredo, que era el más "enterao" y jugaba a esa cosa llamada rol, y parecía una buena opción. Además en la portada salía un dragón recostado sobre una montaña de oro ¿Qué puedo decir? Me enganché y terminé el libro en un par de días. Pero, claro, me enteré que eso era sólo la punta del iceberg, que era el primero de tres libros que SÍ eran la caña: El Señor de los Anillos. Tardé más de un año en poder leerlos, ya en Sevilla y gracias a un amiguete que se lo compró en el Círculo de Lectores y pasaba de él; y mientras tanto me recomendarón los libros de la Dragonlance (el nombrecito siempre me ha encantado), e incluso me compré el juego que sacaron para la Master System II, con catorce años, nula vida amorosa y una existencia un tanto gris por el cambio de ciudad y la pérdida de amigos, reconozco que me refugié en la lectura de esos Universos alternativos y llenos de imaginación. Supongo que no he sido el primero ni el último y ahora que empiezo a tener en el horizonte los treinta años no pienso que mi adolescencia fuera mal ni traumática sino que encontré mis propias aficiones, quizás al margen de las más generalizadas. Me podría haber dado por ser futbolero, bakala, heavy u otra cosa. Pero a mi me dio por leer, lo que en algunos sitios se considera síntoma de una homosexualidad galopante, y lo digo en serio. En fin, de estos orígenes a la actualidad han pasado cientos de libros, malos y buenos, y deseo que sigan viniendo más, hasta que ese proyecto de poner Pladur en el piso para hacer estanterias tenga que ampliarse hasta dimensiones faraónicas, y mis hijos e hijas nos vean siempre con un libro en la mano, que tampoco es mala herencia ¿no? Dixit.

8 comentarios:

JQ - Cisne Negro dijo...

Por lo que veo hemos compartido algunos contextos, es más, eres de mi quinta (27 años y Piscis). Saludos desde Palma.

Raistlin dijo...

Yo soy otro que empezó con El Hobbit xD

Tras mucho recomendármelo un amigo, al final lo leí, y de seguido la trilogía de ESDLA y el Silmarillion xD

Y de ahí a la Dragonlance y otros mundos...

Doc Samson dijo...

Yo también me inicié con estos, pero soy el único al que el Silmarillion le parece un coñazo como una catedral??

Por lo menos el principio del que no he conseguido pasar.

lord_pengallan dijo...

Pues yo lo leí en el 83 o 84, me lo regalaron y me acojonó un poco porque nunca había leído un libro tan gordo (318 páginas en mi edición de Minotauro) pero lo hice y flipé en colores. Es uno de los libros que más me han impactado aunque no he vuelto a leerlo. El Señor de los Anillo si lo debí de leer en el 92 o 93 y me parecieron una MIERDA, pero son mucho peores los de Dragonlance. Aún así el Silmarillon si me pareció interesante a pesar de copiar descaradamente el Génesis y varias mitologías.

Doc Samson dijo...

Buff, pues para mí los del Señor de los... me parecen alucinantes y los de la Dragonlance entretenidos.

Pero ya digo que el principio del Silmarillion se me hizo insoportable y no pude pasar de ahí.

Tildoras dijo...

Un saludo de otro aficionado a la fantasía épica. Es mi género preferido, la adoro y desde luego que El Señor de los Anillos es una obra maestra, el Silmarilion es alucinante y que quereis que os diga pero yo disfruto de la Dragonlance a rabiar, tengo todo lo que se ha publicado de ella y me parece un mundo apasionante.

Ternin dijo...

El Sirmarilion siempre me ha parecido un coñazo, lo siento.

Txiki dijo...

El Silmarillion tiene buenas ideas y crea los cimientos de la cosmología del mundo de Tolkien pero es muy desordenado y caótico por lo que su lectura es, cuanto menos, traumática. Yo, fiel seguidor del mundo de Tolkien, que he roleado decenas de veces en la tierra media, ademas de haber leído 4 veces el señor y el hobbit aún no he conseguido terminar con este tocho (que no lo es por su número de páginas precisamente ...)