2006-04-04

Malos, malosos, de Marvel (I)


Bueno, inicio una nueva serie dedicada a esos malos entrañables del Universo Marvel que carecen del carisma de un Duende Verde o el Doctor Muerte. Son esos personajes que pueblan sin pena ni gloria este glorioso mundo superheroico y son felizmente olvidados por los lectores.
Empiezo por el mandril, un tipo con una historia interesante:

Resulta que este tipo es un mutante, vamos que esa cara que tiene no es por otra cosa. Su padre era científico nuclear en Los Álamos que no tenía que hacer otra cosa que dejarse irradiar por una sobreexposición radioactiva que afectó a su primer hijo, Jerome Beechman, dándole este aspecto tan agraciado. Como en esa época, el tema del abandono de los hijos no estaba tan penado, ni cortos ni perezosos dejaron a la criaturita en mitad del desierto para que se fuera a tomar por saco. Un poco resentido, el chaval dijo que se vengaría y tal y tal.
Lo mismo le ocurrió a una niña cuya madre también se vio afectada por la radiación y tuvo una niña blanca y con colmillos, a la que también abandonó (digo lo de blanca por que sus padres eran más negros que negra es la noche más oscura). Con este comienzo, el tema étnico no hace sino dramatizar la ya trágica historia.
Cosas del azar, el niño peludo y la niña blanca con colmillos coincidieron en el desierto como quien se encuentra a la puerta del Corte Inglés. Charlaron, se hicieron amigos y se dedicaron a pasar la vida cual lagarto en las arenas a la espera de cumplir su venganza contra sus padres en particular y la humanidad en general. Cansados de chupar cactus y ser perseguidos por pueblerinos que no veían con buenos ojos sus pintas (no habían visto nunca a ningún mandril humano, catetos) urdieron un plan para crear una sociedad utópica en Africa. ¿Cómo lo hacemos? Pues invadimos tres paises, los juntamos cual pareados y a vivir en paz y armonía. Les salió como una mierda y se separaron, gracias a Shanna la Diablesa (mmm) y Daredevil. Junto con el Siniestro Segador (otro que se merece un post) montó otro tablao flamenco para conquistar el mundo, y como tenía cierto resentimiento hacia sus padres se fue a su lugar de trabajo para empezar la conquista por allí. Su madre, que te esperas si te dejo tirado en el desierto lo tiroteó, y todo se fue al carajo.
Tampoco hace falta reseñar nada más, se ve que murió asesinado por el segador por un asunto relacionado con el asesinato de su amiga blance de los colmillos y nada más se sabe de este mito en importacia del Universo Marvel.
Lo de sus poderes es lo mejor y el quid de este post: Su poder es atraer mujeres para que cumplan sus deseos. Osea, que las mujeres olían al Mandril y se ponían tiernas, tiernas, cual pan recién horneado. Con este poder (que sólo él y yo tenemos), esclavizó a muchas mujeres para foll... digo, para formar ejércitos con los que conquistar el mundo. Lo que no le sirvió para nada, ya que al no haber convivido con su madre, no sabía que en la casa, el mundo y cualquier universo existente, quién manda de verdad es la mujer, por mucho Mandril que te llames y muchas feromonas que tengas.
Lo dicho, uno de los personajes más cutres de Marvel que os ofrezco de mano de la excelente web http://www.eumreborn.com. Dixit

3 comentarios:

Redivivo dijo...

Y es que ¿a que mujer no le gusta un buen culete?.
Y, como todos sabemos, si algo es atractivo en un Mandril, son sus posaderas.
Madre mia, lo que deben de fumar los guionistas en ocasiones, por favor.

lord_pengallan dijo...

Si uno de los grandes momentos en que Marvel decidía que había que superar a los villanos esperpénticos de DC.
Tal vez no haya entendido bien el post, pero si podía controlar a las mujeres porque su madre le tiroteó??

Ternin dijo...

Buena, observación, lord Pengallan. Supongo que al guionista se le fue la olla.