2006-04-20

Testimonios: La tia May


Hoy, en testimonios: La tita May

Buenas, chavales y seguidores de las andazas del zascandil de mi sobrino. Pues sí, soy la tia May, esa señora que se ha tirado años en la más negra de las ignorancias ¡Hacerle esto a la persona que más quiere a ese botarate, ese...! Bueno, bueno, que me irrito y se me sube el azucar. Qué puedo deciros... Mirad, supongo que querreis que os cuente cotilleos y secretos de mi sobrino. Si queréis saber mi opinión, durante muchos años pensé que era rarito, no sé, sensible, vamos: maricón. Tanto encerrarse en su cuarto, esa timidez, esas gafas como ruedas de molino, no sé; y ese olor tan raro en su cuarto. He de confesar que alguna vez pensé que él y el chico este que acabó mal, Harry Osborn, tenían temita entre ellos. Claro, como yo no he tenido apenas vida durante estos años pues me tendré que consolar con la de los demás. Décadas con ese ridículo moño, viuda, sin un dependiente que llevarme a la boca. Vamos, que el doctor Octopus tampoco estaba mal, un hombre con estudios, muchos brazos para tocarte... ¡Qué son muchos años sin Ben, leñe! Todo el mundo disfrutando y yo sola, que únicamente salía para que secuestraran Llego un día que hasta a J.J.Jameson veía atractivo... Esto es lo malo de vivir a la sombra de un superhéroe, que nadie te ve. Ahora que sé la verdad, tengo el trabajo extra de limpiar esas mallas tan asquerosillas. Limpiar y coser, coser y limpiar... Que bien lo podría hacer su mujer en vez de pasear cuerpazo por ahí; que toda la vida no va a tener esas cachas. Válgame Dios, que no la quiero criticar pero hay cosas que si no las dices revientas, que algunas veces va vestida como una lagartona y el calzonazos de mi sobrino no le dice nada. tanto pegarse con esos hombres hechos y derechos y luego no tiene lo que hay que tener para poner los coj... digo, hacerse valer en su casa.
Bueno, ¿Qué no vas a pagarme por contarte mi vida? Crees que con la mierda de paga que tengo no voy a cobrar por estas exclusivas. Que pena, tanto bregar por el mundo para luego malvivir con una mísera paga. Mi sobrino no podría robar un banquito para sacrme de apuros, pero calor, luego está lo del poder y lo de la responsabilidad. ese día, mi difunto esposo se puedo meter la lengua por el culito un rato... Pues si no te rascas el bolsillo, hijo mío, ya no hablo más. Pero antes de irte, tómate el té con pastas que estás en los huesos, criatura.

2 comentarios:

Yorkshire dijo...

Tía May debería estar muerta... Es un lastre para Peter Parker/Spiderman. Mátenla, porfavor.
PD: Que esté muertiiiiiiiiísima.

lord_pengallan dijo...

A mi me da igual, nunca me ha gustado Spiderman y por eso no le leo, pero nunca he comprendido porqué tía May es la madre de Norman Bates? Y ahora que lo pienso la adolescencia de Parker se parece mucho a la de Bates ... Una subtrama que nunca cuajó??