2006-06-13

Muertos vivientes: Los que más anhelas.


Guión: Robert KirkmanDibujo: Charlie Adlard

Cuarto número de la serie de Kirkman donde se muestra un de los mejores relatos sobre muertos vivientes de la historia. Estoy deseando que se lo lea Elara porque sé que le va a encantar (como canción de Hielo y Fuego). Este número ofrece más y mejor de lo mismo y se lee deseando llegar al final. Sólo decir que si no lo teneis aún, corred a comprarlo si os va eso de los zombis, seres putrefactos y demás. Además, como apunte gafapastil de esos que no me gustan: Ejem, ejem... Es una aterradora metáfora sobre el vacío consumista del norteamericano medio, bla, bla, bla... Da miedo ¡Sí! Está bien escrito ¡Sí! Pue eso.

1 comentario:

Yorkshire dijo...

Voy a hacer un copio pego de la Zona Negativa de dos comentarios que hice del comic en cuestión:

- Quiero apuntar que quizás en la pág. 35 del tebeo hay una errata, aparece una misma frase que la dicen Michonne y Tyresse, uno detrás de otro.

- Otro punto… ¿No os choca que los niños estén tan poco vigilados? Muchas veces están a escasos metros de la verja.

- Creo sinceramente, que hay una redundancia de guión innecesaria en la pág. 73: cuando Hershel le está contando a Glenn y Maggie lo que le ha pasado a Allen. Dice lo siguiente: “Está vivo. Le hemos cortado el pie para ver si eso impedía que la mordedura le matara” Digo esto porque en la pág. 62, Andrea le dice a Carol las mismas palabras. Ojo, cuando me refiero a redundancia de guión, es en el aspecto dramático. Hay una repetición hacia el lector. Creo, que le ha faltado pulirlo.

El final de este tomo me ha puesto muy contento. ¿Por qué? Pues nada, cómo acaba, confirma lo que yo en mi blog ya anoté. Podéis verlo en esta dirección: http://latorrecilladebabel.blogspot.com/2006/05/el-verdadero-significado-de-los.html

Observa, también, cómo el prota de Los Muertos Vivientes hace del grupo su AUTOCRACIA… Poco a poco les va llevando, sin que se dé realmente cuenta, a como él piensa. En todo momento él decide qué está bien y qué está mal… A lo que me lleva a preguntarme: ¿qué o quién decide ese estado de elección? Y la única respuesta que hallo es la de PODER… pero un “poder” que le va a llevar a mandar sobre el grupo, pero después subyace otro concepto en este estado de PODER sobre los vivos: su subconsciente le dice que si obtiene poder sobre su alrededor, puede obtener PODER ante el miedo… ¿y su miedo cuál es? Los Muertos Viventes… bueno, en rigor, miedo a la MUERTE. Él no contempla la pérdida.

Ojo, no estoy diciendo que lo vaya haciendo intencionadamente, sino que su subconsciente -ya sea animal o humano- le proyecta estas conductas de PODER que rayan lo dictatorial y sádico.

Lo más impresionante de Kirkman es que las conductas de supervivencia que tiene cada personaje son distintas: unos como el prota, de sadismo y poder, otras como Carol, de victivismo y suicida.

Finalmente, cuando el prota es depuesto del mando, él acepta de buen grado -o eso parece-. Pero mirar cómo su subconsciente “supervive” y arenga lúcidamente -como poseído- sobre el estado del ser humano en este mundo apocalíptico: es el subconsciente quien está hablando, rechazando la deposición del mando del grupo. Sutilmente, con esta arenga, el prota mantiene en la mente de los demás que él se resiste a este hecho.

PD: Ternin, Ternin, que el trabajo no te deja acercarte por esta página... Cómo te echamos de menos.