2006-08-27

Mis dibujantes favoritos (III): John Byrne

La cosa está de capa caída, John

Gracias a este tipo empecé a reconocer a los dibujantes. Cuando uno es pequeño (por lo menos en mi caso), uno lee los tebeos sin más, sin diferenciar en guionistas o dibujantes; con la felicidad que proporciona la ignorancia. Fue esté señor el que me hizo darme cuenta de que todo el monte no era orégano y pronto en mis conversaciones con mi amigo Rubén apareció la coletilla: pues vamos a comprarlo porque es de John Byrne.

Con estos pegó el pelotazo a base de bien

Decir John Byrne en los ochenta era hablar de Dios, del Rey Midas, de George Lucas y Paquito el Chocolatero todo junto. Sus tebeos se vendía como churros y se decía que era capaz de dibujar y guionizar varios tebeos al mes sin despeinarse. El James Bond del comic, vaya. Me encantaba su Lobezno de la Patrulla X (BM en la actualidad para todo aquel que la quiera recuperar), su Alpha Flight, sus 4F( y eso que nunca me han gustado mucho) y su Superman para DC. La manera de dibujar que tenía este tío en esos años, lo diferenciba de todos los autores de la época. Tenía el favor del público al dibujar unos héroes poderosos, unos diseños cañeros e incluso unas historias originales y que daban un nuevo enfoque a lo que se hacía con anterioridad.

Próximamente en sus kioskos

Luego llegó el caos, el fracaso y el escarnio. Ahora muchos lectores reniegan de él, y con razón, viendo trabajos posteriores donde la calidad brilla por su ausencia y las maneras arrogantes y pretenciosas de este señor no ayuda a su supervivencia en el mundillo... Pero siempre hay que dar al César lo que es del César y John Byrne marcó mis años como lectorcillo de tebeos. Por eso es uno de mis favoritos. Dixit.

1 comentario:

Sergio Arán dijo...

No comprendo. ¿Qué fue exactamente lo que le pasó? Yo recuerdo su Superman (con un maravilloso Luthor, la primera vez que lo vi gordo, gordo). Despues le perdí la pista...