2006-10-24

Mi primer año con DC


Sí, eso creo... Ejem, ejem... Más o menos hace un añito que empecé a leer tebeos de la Distinguida Competencia. Ea, ya lo he dicho; tampoco me ha costado tanto (bueno, una pasta) admitir que sigo con bastante interés el devenir de tipos con pijama de rancio (sin molestar) abolengo como Superman, Batman o ese grupo que yo creía caduco como la JLA. Desde mi época de chavalillo donde devoré con fruición muchos retapados de Zinco, no me había encontrado con estos personajes y, la verdad, pasaba bastante de ellos cuando visitaba mi librería habitual.

Hasta que un día vi el nº 1 de Outsiders como novedad del Salón del Manga y me lo pillé como homenaje a mi Batman y los Outsiders de toda la vida. Me gustó, oye, una serie con aventuras sencillitas pero muy bien contadas, sin pretensiones. Lo que pasa es que yo no me acordaba o no conocía a la mayoría de esa gente. Más perdido que Jeph Loeb en un curso de escritura de guiones, me metí más en el fangal cuando en enero salieron los Jóvenes Titanes (otro homenaje a la infancia). Los cabos y las historias empezaban a atarse y a entretener cada vez más. Luego la serie regular de Batman y Superman en junio y un verano donde la fiebre JLA tomó mi cuerpo y compró todo lo publicado por Planeta hasta el momento más arcos anteriores de Joe Kelly.
Pero lo malo no es eso. Un día el antes conocido Vastapenumbra (ahora amigo, creo) me comentó en el Cards and comics que lo mejor estaba por llegar con una cosa llamada Crisis de Indentidad, prólogo a las Crisis Infinita, que planteaba una revolución en el mundo DC. Crisis, para Crisis, la económica gracias al afán de PdA de acortar distancias con USA a base de tomazos, engorde de grapas y demás. Yo no soy nadie para criticar los planes editoriales de PdA, no conozco al señor David Hernando de nada, pero sólo digo que la carrera podría haber comenzado antes porque me da que estamos con la lengua fuera, el bosillo vacío y los ojos desencajados mes a mes.

Pero estoy disfrutando, vaya.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo tengo entendido que Crisis Infinita es el principio del fin de la gran DC que estamos disfrutando hoy día en España, aunque hasta ese momento la calidad de casi todas las series es espectacular.
Yo, por mi parte, sigo inmerso en los clásicos de Vertigo, completando mi colección de Hellblazer, y disfrutando de la maravillosa WonderWoman de Rucka. Ah! Y tengo todas mis expectativas puestas en la Crisis de Identidad, que tengo entendido que ya es todo un clásico de las historias tradicionales de heroes y villanos.

FOXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Ternin dijo...

¡Me lo acabo de leer, me lo acabo de leer! Si logro que el gnomo me deje usar el ordenador me pongo a reseñar cual locuela en tienda de bragas...

lokodatar dijo...

No cuentes demasiado que yo aún no lo pillé¡¡¡¡

Christian "Samanosuke" dijo...

Si te gusta Crisis de Identidad... Pasa de las Infinitas, que son una mierda pero de las gordas (Marvel Zombie dixit).

vastapenumbra dijo...

Ejem. Las "Infinity Crisis" son una gozada. Sí que es el fin de la actual DC. Pero eso no es más que una buena noticia.