2006-10-12

Reseña cine: El diablo se viste de Prada


Esta mujer es mala, mala

Esta tarde Elara y yo hemos ido al cine. Después de descartar a la "motherfucking" peli de Serpientes en el avión, hemos visto "El diablo se viste de Prada" o lo que es lo mismo "cómo vivir puteada gracias a una jefa cabrona, cabrona". La peli es entretenida y se nota que ha sido edulcorada por el rollo ese de que es de Hollywood, que si la llega a pillar el Fernado León de Aranoa ese no veas el dramón que forma. A mi este peli me ha dado miedo porque he encontrado al villano perfecto: Meryl Streep. Se ve que cogió maneras con Clint Eastwood cuando hizo "Los Puentes de Madison" porque en este papel echa unas miradas que te dejan acojonadito. Ni el Doctor Muerte ni la madre que lo parió, esta mujer cuando quiere puede hacer dos cosas: Notocarse la cara en toda la peli y llevar un personaje hijo de puta.


Nadie puede con ella y como muestra una breve recreación de un enfrentamiento hipotético entre ella y Darth Vader.

Darth: -No podrás con el poder del lado oscuro.

Meryl: -La indumentaria que llevas es ridícula, pasada de moda y te hace gordo.

Darth: -...

Meryl: -¿Te tapas la cara para que nadie sepa quién se esconde tras esa capa que no pega nada con tu sable de luz?

Darth: -...

Meryl: -Desaparece de mi vista y tráeme una café de Starbucks, la ropa de la lavandería y ese abrigo de wookie que miré por internet el otro día.

Veís.

Ea, a seguir con el puentazo.

3 comentarios:

Sergio Arán dijo...

Este post demuestra dos cosas:
1.- Que las mujeres no nos dejan ver la película de las serpientes en el avión (por eso no es el éxito que, por lo visto, se merece).
2.- Al final, vemos la película que ellas quieren... porque vamos a reconocer que sólos, jamás iríamos a ver la de Meryl Streep. Para eso está el DVD.

PD: En la cola del cine no paro de oir a mujeres, tanto jóvenes como mayores: "la de las serpientes, no, ¿eh?"

vastapenumbra dijo...

La de las serpientes, me temo, ha sido una decepción. Demasiado ruido y...

En cuanto a la otra, bueno, no está mal. Aguanta gracias a un reparto, de lujo, que no se merece. No acabo de entender (sin destripar nada) la disculpa del final. La tópica (típica) moralina de estas películas. Una pena. Apuntaba algo más.

Mariana Hernández dijo...

Miranda es un personaje muy completo, yo no creo odiarla, deberían hacer más historias de moda, porque me encantan. Rich Sommer es tan genial como Mad Men.