2007-01-24

Hulka de mis entretelas y diversas divagaciones

Bufff, pues con esa agenda que tengo (más apretada que el paquete de un torero) aún tengo tiempo de leer comics. Los preparativos de la boda bien, gracias.

Chaqué: OK
Chalequillo, corbata y camisa: En preparación.
Zapatos: En preparación.
Invitaciones: Repartidas (o casi)
Burocracia eclesiástica: En preparación
Catering: Solucionado
Gastos derivados de tan magno evento: Demasiados y creciendo

Nivel de estrés: Depende del momento.
Luna de miel: Medio pagada.




Mmmm... Ya está que al final no hablo de lo que quería que es de esa chica verde, guapetona y formidable que es: Hulka. Es el tomo del mes, la compra obligada, la lectura marvelita por excelencia de enero.

Dan Slott da un repaso de cómo contar una buena historia llena de guiños autorreferenciales, humos, acción y artesanía a la hora de hacer una comedia ligera en versión comic. Pero lo mejor es que recupera el saborcillo Marvel que parece apagado en otras colecciones. Los personajes secundarios y diversos cameos en un tebeo me encantan. Le dan profundidad y riqueza a un Universo donde lo mutante y los grandes eventos parecen significarlo todo. En Hulka las amenazas se salvan con astucia, humor y acción de la buena. Si efectos "descompressive", sin circunloquios. A la manera clásica. 24 páginas donde "pasan cosas". Un placer, vaya, donde Bobillo y Pelletier (los dibujantes) cada una a su estilo: el primero "acartoonado" y el otro intentando ser heredero del Byrne más querido, dan lustre y esplendor a una de las mejores series Marvel del momento.

Dixit.

2 comentarios:

SuperSantiEgo dijo...

Digo yo que a los frikis nos darás una invitación colectiva y simbólica para que estemos en la boda en espíritu/cuerpo astral/emanación de la Fuerza que cada uno elija según sus convicciones frikis.

Ternin dijo...

Algo se hará, algo se hará...