2007-03-29

A vueltas, otra vez, con 300


Me encanta. Eso de leer por la blogosfera opiniones, contraopiniones, reseñas, comentarios y demás sobre el último estreno del año es una de las actividades más divertidas del mundillo blogueril. Y, válgame Dios que 300 ha dado que teclear.
He leido casi de todo y la mayoría favorable al trabajo de Zack Snyder. La peli impacta y eso gusta... Pero donde yo más me divierto es leyendo las críticas negativas. No sé, me pone eso de tirar a lo leones una peli. Sobre todo si está argumentado claro, que decir que la peli es una puta mierda y ya está lo hace cualquiera.
La principal pega que le han sacado a 300 es que manda a tomar por culo cualquier viso de credibilidad en la historia. Ok, si en algún centro comercial, pusieran esta peli a la venta en la estantería de "Históricas" estarían metiendo la pezuña a base de bien.
No es que se trate de una adaptación al comic, es una arenga. Y me explico. El tipo del parche (el Faramir, vamos) narra la historia desde un punto de vista subjetivo. Es un guerrero que cuenta la historia de Leónidas y los 300 para motivas a una tropa que se va a enfrentar contra los persas. Es una historia a la luz de una fogata. Un relato oral que va creciendo, deformándose sucesivamente hasta alcanzar el terreno de las leyendas. Esto es un acierto. Un enfoque válido para poner en imágenes un desfase de tres pares de cojones donde todo vale, todo mola y todo queda como muy de putísima madre.
¿Qué los 300 son unas mariconas de medio pelo que parten su legendaria formación para repartir puñaladas en bullet time? Y lo chulo que queda. Y lo impresionante que hubiera sido la narración del tipo del parche ante tal despliegue de valor...
Sí, es mi defensa por una peli que me ha encantado (como lo ha hecho análisis negativos como el de Supersantiego). Unas pequeña joya del "fantasy", no del peplum ni del cine histórico. 300 no es un insulto a la inteligencia del espectador, ni un pulso a la capacidad de aguante del espectador friki. Es cine de entretenimiento, una adaptación de un comic, una peli de acción, un cuento chino, en definitiva: una arenga ante las tropas.

5 comentarios:

SuperSantiEgo dijo...

Te he escrito un comentario, de buen rollito, eso sí, pero me ha quedado un pelín largo, 1400 palabras, así que mejor esperaos al ensayo que estoy preparando, donde combino las críticas de David Brin a Star Wars (otro suicida, como yo), con las mías, para discutir sobre la posibilidad de que el frikismo pueda constituirse legítimamente como un humanismo.

Felicidades por la frikiboda.

Ternin dijo...

A la espera del ensayo me quedo. :P

Vastapenumbra dijo...

Muy radical te veo. ¿Será la vida de casado?

En fin. ¿Qué quieres que te diga si me aburrí viéndola?

Ternin dijo...

¿radical? Coño, que va. La vida de casado lo que hace es relajar, o por lo menos ese ha sido mi caso.

De todas formas, si te ha aburrido pues ya está, que se le va a hacer.

SuperSantiEgo dijo...

Ahora que me acuerdo, Leónidas suelta lo de "Lo importante es que aquí unos pocos se enfrentan a muchos". Es un bonito detalle friki. Pierde fuerza sin lo de "Y si no nos ayudas, Crom, vete a tomar por saco", pero tiene su gracia.