2007-08-02

Después de mucha fatiguita terminé la Crisis Infinita




Gracias a la excelente distribución de esta miniserie en Sevilla, la lectura de Crisis Infinita ha sido poco menos que errática. 8 semanas entre el número 3 y el 4, cierta desgana por ver como terminaba la historia ya que estaba metido en el Año Después y 52; pues eso, que la lectura de este megaevento ha sido un poco decepcionante, leñe.

Cuatro tomos previos, implicaciones en muchas series, personajes con personalidades adaptadas a esta historia... El camino a la Crisis ha sido largo y costoso para estos siete números que en muchos momentos me resultaron liosos y faltos de la emoción.

Nada cambia. Las cosas siguen igual y esto de la Crisis me ha parecido un sacacuartos muy por debajo de las expectativas que había despertado en mi. Como puntos favorables, la humanización de los héroes y la sensación de amenaza universal que impregna el relato. El dibujo, una simulación de George Perez sin el arte de este pero que no es, en ningún caso, la mierda que se comenta por ahí.

Quizás el trabajo que me ha gustado menos de Geoff Johns y las consecuencias de la historia se diluyen entre las series DC sin tampoco llegar a un cambio interesante. 52, nada más. ¿Había que liar todo esto para reinventar el UDC?

6 comentarios:

Civ dijo...

Totalmente de acuerdo, entretiene pero no emociona, y encima las consecuencias no son nada impactantes ni determinantes...

Rarosama dijo...

mmmmuy deacuerdo...
Aunque la verdad el dibujo de Jimenez a mi me parece que le viene muy bien a los Heroes de DC...
pero las paginas que son de Perez estan de puta madre

Miguel N4 dijo...

Es que esperar casi dos meses y que al final se acabe de esa forma... Yo me esperaba un poco más de épica, me dejó un poco frío.

Aquí me tienes, que supe aguantar comprando los 52 sin leérmelos porque creía que merecería la pena esperar por los retrasos de la Crisis.

Nacho MG dijo...

El dibujo de Jimenez me encantó... Y ya. El crossover, pelin absurdo de principio a fin: las miniseries precedentes en casi nungún caso pasaban de entretenidas (y a veces ni eso), y la mini principal empiezaa bien y acaba siendo un desastre de tomo y lomo.

Menos mal que inmediatamente despues me volví a leer las Crisis originales para quitarme el mal sabor de boca.

FOXXXXXXXXXXXXX

Gloria dijo...

Para mí como si no existiera, ese Universo DC de los macrocrossovers está ausente de mis neuronas... Yo se de buena fuente que en el auténtico -y risueño- Universo DC, Sue Dibny, Booster Gold y Maxwell Lord nos siguen haciendo felices con los "Supercolegas". El resto es un mal sueño

A quien se van a pulir en futuras macro-crossover-sagas: a Oberón? a L-Ron? Ya está bien de matar gente, puñeta, que a veces queda la mar de bien (Capitán Marvel, Fénix) pero cuando se abusa de ello ya es repetitivo,

EL JOVEN NOSTÁLGICO dijo...

Pues a mi me ha gustado mucho,sobre todo por lo que supone con respecto a las crisis originales.
Lo mejor: Recuperar, aunque de forma efímera al Superboy de mi infancia.
Lo peor: Que en cada crisis se tengar que cargar Flash.