2007-08-14

The Ultimates: El cierre de una etapa





Me preparo, tumbado en el catre, para leer el último número de los Ultimates. Después de una espera que haya hecho que mi interés se enfríe hasta los límites de la desgana, me leo el comic en menos tiempo del que tenía pensado. Joer, ya está. Hitch sigue saliéndose del pellejo (que lento eres!!) y el guión de Millar termina como tenía pensado hacerlo, con los héroes tomándose una cervecita después de salvar el mundo.

Desde su inicio los Ultimates han seguido una línea clara: traspasar los límites de las historias típicas de supergrupos y llevarlas al ámbito del blockbuster veraniego. En ese aspecto, la obra triunfa totalmente con un planteamiento muy sencillo, ofrecer diversión, explosiones y una oda al "comomola" que va desde el primero al último número.

Ya comenté en otra ocasión que este segundo volumen me estaba cansando; y la razón es clara: es una segunda parte. Con todo lo malo y todo lo bueno. Donde había alienigenas, ahora son dioses inmortales más un supergrupo de villanos. La destrucción es proporcional a la pérdida del factor sorpresa. Poco más se podría hacer, salvo secuelas de secuelas que hubieran parado el posible desarrollo de unos personajes que se hacen atractivos entre tanta explosión y despliegue de escenas espectaculares. Por eso, Millar y Hitch pasan el relevo, quizás con un vacío de ideas y la honrada decisión de no continuar con algo que puede terminar degenerando en un desierto de historias. Y si, sale un engendro de estos dos grandes volúmenes, que los hagan otro.

Loeb y Madureira lo tienen crudo porque las comparaciones son odiosas.

Con sus aciertos, su diversión y algún momento repetitivo, estos Ultimates han estado bien. Y que me quiten los "bailao".

5 comentarios:

Jack el Gris dijo...

Ya les vale si se han quemado con tres ideas... O dos y media, más bien.

No creo que Loeb lo tenga difícil. En realidad, las comparaciones van a caer sobre Madureira. No por malo, sino porque es demasiado distinto.

Jokin dijo...

¿Y no mencionas el desplegable de ocho páginas?
Sí, muy bonito, pero es una excusa para
a) No escribir ocho páginas de guión, y
b) Retrasar la entrega del dibujo "porque es muy complicado, señor editor, pero ya verá lo bonito que queda..."

Aun así, también me gustó esta serie. No tanto como me gustaría, pero sí lo suficiente como para entretenerme con las perrerías que le hacen a Thor.

Ternin dijo...

Lo del desplegable quedará como anécdota más que otra cosa, porque al guión ya le sobraba algún número entero.

Gracias por visitarme, doctor.

Jokin dijo...

Yo estoy por aquí siempre, pero no siempre tengo un comentario que merezca la pena ;-)

Gonzatopo dijo...

Me ha parecido lo puto mejor que he leído en varios meses. Ese desplegable...buff.