2007-11-30

Lecturas: Robocop de Frank Miller.


Partiendo de la base de que el guión de este tomo es de Steve Grant, no de Miller, que sólo aporta la historia. ¿y la historia? La historia, básicamente, es la versión del guionista de su paso por las peli Robocop (concretamente su potable segunda parte). Se ve que Miller no quedó contento con el resultado fílmico y aquí pretende mostrar el verdadero contenido de la idea.

Salvo la idea de la droga "Nuke", la premisa es la misma que la peli. Violencia y hemoglobina, denuncia social caricaturizada, y un guión entretenido coronado por un dibujo de Juan José Ryp que tiene un tufillo Juez Dreed que me ha gustado mucho.

Una lectura que sale un poco cara (20 euros, por 9 números) pero que los fans del polilatas, de la acción bestia y los tiroteos sangrientos lo gozarán como perras en celo.

Si pasamos por alto que eso del Robocop de Frank Miller está cogido por lo pelos...
























Lecturas: Eisner/Miller


Desde la charla del sábado pasado con Carlos Pacheco, se me quedó el "entripao" de conocer algo más de esa cosa llamada "proceso creativo", y ¡coño! me encuentro este libro
La verdad es que me lo he ventilado en dos sentadas. Una charla entre dos autores que son leyenda del noveno arte y que, uno por defunción y otro que ya ha hecho todo lo que tenía que hacer (me temo) han sentado cátedra en el medio.
Más que las opiniones sobre la industria (ahí se nota que Miller es el más interesado en el tema), he disfrutado con sus charlas sobre el proceso de crear imágenes narrativas de potencia visual innegable. Leer este libro ha significado para mi poder empezar a vislumbrar al verdadero "arte" que muestran algunos autores. La diferencia entre un "artesano" o "trabajador por cuenta ajena" del medio o un "creador"; gente no encorsetada por una industria que, por definición propia busca el "producto" más que la obra.
¿Recomendable? Por supuesto.

2007-11-29

La mejor noticia que podría colgar.





Me llena de orgullo y satisfacción, comentar que mi mujer, Elara, y este que os escribe vamos a ser padres. Pronto deambulará por la casa un heredero o heredera.


Dentro de un tiempo mis muñecos ascenderán una balda en la estanteria...

Dentro de unos añitos tendré a alguien con quien compartir las compras comiqueras, todo por el bien de su educación, claro, claro.

Ni que decir tiene pero lo digo que estamos inménsamente felices.






Refrescándome el blog





Sí, el señor Nacho MG, creador de ese estupendo blog que es Blogfox, ha vuelto a darle una vueltecilla a mi blog para sacarle más lustre si cabe.


El banner de la truñoteca es impagable.

2007-11-25

Personajes que pierden interés.


Por lo menos para mi. No sé si es algo común entre el lector pijamero pero salvo personajes incondicionales, yo suele ser lector por rachas. Algunas veces me da el punto y suelo pillar etapas de algún héroe porque el dibujante o el guionista me llaman la atención. Me pasó con los mutantes y procuré pillar sus etapa más importantes llevado por impulso. También ocurrió con algunos personajes DC como Superman o Batman.
Algunos de estos puntos se convierten en seguimiento mensual de las series regulares. Pero otras veces, es la cruda realidad la que con mediocres resultados me despierta de un afán acaparador.
Hulk es el caso más notorio. Hacía tiempo que no leía nada del gigante esmeralda (nombre cursi donde los haya) y pillé con muchas ganas "Planeta Hulk". No pasé del segundo tomo. Una historia curiosa de gladiadores galácticos se convirtió en un bodrio como un castillo. No pude seguir comprando una historia que iba a menos a toda leche. Después de la decepción no creo que me atreva con la guerra de Hulk en la tierra, por mucho Romita Jr que la dibuje.
Otra serie, también verde, que ha perdido interés para mi es la de su prima: Hulka. Disfruté como un enano con los cuatro tomos anteriores, pero veo este quinto que sale el mes que viene y, y... yo que sé, no me apetece nada comprarlo (aunque luego cae, fijo, que me conozco).
De los Thunderbolts, lo mismo de lo mismo. Coño, el último tomito ahí lo tengo, durmiendo el sueño de los justos en la estantería y así se va a quedar hasta que me acuerde. Serie ramploncilla que espero que levante cabeza con los nuevos autores.
En el bando DC la cosa decae por el flanco Titanes donde la serie mensual que sale cada dos meses me está pareciendo medio entretenida y nada más. Lejos están aquellos tiempos donde Johns se hizo grande con los sidekicks.
La verdad es que si me tengo que poner a pensar en el mejor comic de superhéroes que he leído en este año 2007 se me pueden caer los palos del sombrajo buscando lo mejorcito.

Encuentro con Carlos Pacheco.

Ese pedaso de acento americano de la Línea de la Concepción




El señor Pacheco nos tuve entretenidos una hora charlando sobre sus peripecias como dibujante en Marvel y DC, un breve repaso a su trayectoria profesional y sus pacientes respuestas sobre todo tipo de temas, incluyendo algunas cuestiones estrambóticas que planteó cierto señor con camiseta de "Héroes" y un bastón de abuelo a su lado.



Esperando su firma con su típica pose de manos artríticas made in Pacheco.

Usando la ironía, supo esquivar asuntos un tanto delicados como su poca conexión con Bendis, sus múltiples contactos para volver a Marvel y ciertas decisiones editoriales que no le han gustado, como ese Spiderman en los Nuevos Vengadores.


Los alegres oyentes y sus fantásticas preguntas.

Escuchar a alguien metido en el meollo comiquero, que desayuna con Didio, que charla con la mujer de Geoff Johns y discute con Quesada, esto y lo otro, sirve para conectar más la relación autor/escritor y sabr un poco más del proceso creativo en una industria donde se valora de forma muy subjetiva los méritos de dibujantes y guionistas.

Saber como enfoca el guión que le mandan, las modificaciones que añade para mejorar la historia, su interés por mejorar como "storyteller" más que como dibujante "stricto sensu", enseña (o educa) en el no tan sencillo arte de apreciar un cómic.

Accesible, después de responder a nuestras preguntas (yo fui el que le pregunté sobre su etapa en Green Lantern), sacó su rotulador para firmar los tebeos que como zombies poníamos sobre la mesa.


Es un dibujo camuflado de firma apresurada.

Lástima que la organización pecara de improvisadora al no poder enterarnos que él y Brian Hitch no iban a dibujar nada ya que lo habían hecho por la mañana. Arrrggg. .

De visiteo en el Salón de Sevilla.

Ayer por la tarde tocó la tan cacareada visita al Salón del Cómic de mi querida ciudad. Esta vez con momento tópico sevillano ya que justo en la entrada del Salón había una reunión de marchas procesionales de semana santa que le pegaba al evento como a un Cristo dos pistolas.

En la puerta, una muchacha dando ejemplares gratis de la revista Dibus (ideal para poner debajo de la freidora o tirarla directamente a la basura). Como el año pasado, el olor a humanidad era bastante diverso en cuanto a calidad y cantidad. Cientos, no miles de chavales y chavales disfrazados de personajes desconocidos para mi, se agolpaban en la entrada con la cara desencajada y chorreanditos de sudor juvenil. Una gozada. Allí mismo me topé con el gran Yorkshire donde, apresuradamente, intercambiamos algunas palabras antes de desaparecer cada uno a por lo suyo; él en busca del autor y yo en busca de lo comercial. Antes, un foto histórica de él con el dibujante y guionista Sebas Martín.








Ah, el calor de un autor en un Salón.




Diversas salas abarrotadas donde las partidas a videojuegos, actividades folkloricos-japonesas, heroclix y demás, le daban diversidad a un acto presidido la gente adolscente (ni que decir tiene que me sentía como un viejo).



Gente, sudor y otaku





El robot pasó más calor que un hijoputa amarrao a una estaca.






Y un clásico: Las tiendas de la ciudad con su stand, puestecillo o lo que sea, dispuesta a vender lo que sea o como sea.

El Salón, recogidito en la Casa de la Provincia, sirve, una vez al año, para celebrar un encuentro entre autores y lectores en un ambiente bastante agradable y de andar por casa. Ver a Brian Hitch dando vueltas más aburrido que un mono fue toda una experiencia.








2007-11-23

O yo tengo la mente muy retorcida o algunos títulos se las traen...


Será que tengo la mente muy cochina, pero es que algunos títulos me suenan a pitorreo del bueno.

"El desgarro de la Urdimbre".


Bueno, se trata de un libro de campaña del famoso juego de rol ambientado en los Reinos Olvidados; y supongo que el título estará bien traido respecto a la ambientación que plasma, pero, hombre, a mi me viene a la mente orcos vestidos de cuero negro rozando sus cetrinas pieles con delicados elfos de shilmista mientras que brujos lujuriosos babean ante los músculos aceitados de bárbaros de la Columna del mundo.

Ná, cosas que se le pasan a uno por la cabeza. Aunque si de verdad, los chicos de Advance D&D hubieran querido dar una vuelta de tuerca a su mundo y añadir toques homosexuales de sexo explícito yo les hubiera sugerido:

"Lefa en las minas enanas"

"Por las barbas de los dioses, que no sabía que tu alabarda era así"

"Magía y desenfreno en la Academia de brujos cadetes".

Cambiando de hábitos.


Batman "gozando" de un tracto anal.





He madurado, amigos; ejem, ejem... No, no me he pasado aún al cómic de autor checheno, sino que mis hábitos como yonki de los tebeos han cambiado. Recuerdo aquellos lejanos tiempos del 2003 (ejem, ejem, otra vez) cuando volvió mi afición por el cómic y metía la pata hasta el corvejón con productos de dudosa calidad sólo por no tener las colecciones incompletas.

Por culpa de esta manía, he llegado a acumular morralla de la fina a un ritmo de récord. Etapas cutres de personajes que me gustan que me podría haber ahorrado por no pensar en "coño, es que tendré un hueco y ESO NO ES BUENO"

¡Pues eso se acabó!

Series como Batman, Lobezno o Spiderman (por poner algún ejemplo) me han terminado hastiando por los continuos baches en la calidad de sus dibujantes o guionistas. Si la historia me interesa por su escritor, me la compraré; si me atrae el dibujo, me lo pillo. Y ya está.

Siempre me venderán la moto, pero por lo menos ya me entran arritmias cuando veo huecos en mis colecciones.

¿Un acto de madurez? ¿Economía de guerra?

A la caza de Pacheco


Sí, voy a partir "Operación: Tolerancia Cero; por buena.




Mañana sábado toca ponerse el mono de friki para ir al Salón del Cómic de Sevilla. El año pasado ya estuve por allí y tuve la oportunidad de conocer en persona a Yorkshire, estupendo bloguero guadianesco y futura estrella editora. Este año toca conseguir, por lo civil o lo criminal, un dibujo, garabato o escupitajo artístico de Carlos Pacheco (o Charlie Pacheck en la tierra donde le pagan).

No sé que pedirle, un Iron Man, un Tomás el Gafe, un Conan, un Curro...



Estaré por allí a partir de las cinco de la tarde. Me reconoceréis por mi gallarda apostura y mi gentil continente.

2007-11-22

Premios de la Cárcel de papel: Joeerrrrr





Medalla de bronce, niño. Medalla de bronce. Me entero por teléfono de que he quedado tercero en el premio cárcel de papel al mejor weblog sobre comics. 54 votos como 54 soles que me han dejado el ego bloguero por la nubes y con ganas de abrazaros a todos y todas.

Joer, ya he dejado de ser un blog de culto donde me leían cuatro gatos. :P

Era una utopía luchar con el gran Jotacé y un honor quedar por detrás de Entrecomics, un blog que en poco tiempo se lo ha currado tanto como para ser un referente a seguir.

Historias de un marvelita seguirá con su ritmo irregular, sus truñotecas y mis cosas del día a día.

También, como si de una verdadera entrega de premios se tratara, me gustaría felicitar a todos los que post a post aportan mucho de cada uno de ellos, nos divierten, informan y se convierten en amigos de toda la vida.



¡GRACIAS!

2007-11-16

Lecturas: Reaper


Casquería de la fina oigan, y la leve sospecha de que Robert Kirkman, cuando quiere, nos vende la moto como le da la gana. Se marca un tebeo adicitivo como pocos con "Los Muertos Vivientes" para luego poder hacer "frivolités" como este tomito "in black & white" publicado por Aleta.
Demonios, espadazos, héroes arquetípicos sacados de videojuegos, espadazos, desmembramientos, sangre, luchas con espadazos, tópicos y sí, más espadazos.
Coño, entretenido es, para que lo vamos a negar; y eso se valora en un cómic. Es un producto de serie B de espada y brujería sin ningún tipo de de verguenza, un divertimento de Kirkman que escribió en cuatro ratos y que está apoyado por el dibujo de Cliff Rathburn (lo que lo hace bonito y espectacular).
¿Lo recomiendo? Psssí, ¿por qué no? Son 7 euracos, un poco carillo en comparación con las páginas que tiene, pero que voy a decir si tengo una sección llamada truñoteca...

A Festín de Cuervos le queda un telediario.








Después de dos años (puede que sea menos pero es que la espera me ha parecido eterna), parece real la próxima publicación del cuarto libro de la saga de Canción de Hielo y Fuego, Festín de cuervos del maestro Martin. Ni que decir tiene que es lo mejor en Literatura Fantástica que he leído después de mis aventuras púberes con El Señor de los Anillos.



Buena noticia y regalo seguro que me van a hacer mis papis/frikisister en los Reyes.



¡Qué haces que no lo lees!


2007-11-15

Lecturas: BoMe Daredevil nº 4




La etapa de Bob Gale me dejó con ganas de dejar de comprar estos pedazos de tomos de exquisita y cara tapa dura, pero como la etapa final (desde donde me enganché) de Bendis me gustó bastante, le di una oportunidad. Y he salido muy, muy bien recompensado.

Bendis, es señor calvo que muchos odian, es otro de los guionistas de comics que me deja perplejo por su capacidad para hacer verdadera mierda (Secret War) o tebeos de gran calidad (Alias o este Daredevil). En este tomo empieza su andadura con el diablo rojo con una saga, "Lugarteniente", que es un verdadero salto de calidad respecto a etapas anteriores. Un manejo muy bueno del ritmo con saltos temporales que van hilvanando la historia lentamente dejándome con ganas de más. Daredevil se ha convertido en uno de mis personajes favoritas gracias a señores como Miller, Brubaker o Bendis. Un personaje que lleva años con un nivel excelente dentro de Marvel y el cómic en general y dibujantes como Romita Jr, el propio Miller, Michael Lark o Alex Maleev que, por cierto, me encanta y sabe dotar al personaje y a la historia en sí de un tono oscuro y adulto espectacular.

2007-11-13

Las tiendas de tebeos no son el Zara, o el Mango, o lo que sea.


El dependiente ideal de la tienda.




A lo mejor es que soy muy picajoso y no debería ponerme así, pero, pero...

Existe una tienda en Sevilla, a la que procuro ir lo menos posible ( su venta online es otra cosa pero eso es otra historia diferente). La razón es la siguiente:

Cuando entro en una tienda de comics me gusta tomarme mi tiempo. Me agrada mirar, remirar, buscar en las estanterías doblando el pescuezo hasta que me duele, ver los muñequitos, los libros... Echar un ojo, coño. Lo que me da mucho coraje es entrar en la susodicha tienda y se asaltado por el empleado/dueño de turno con un:

- ¿Quiere algo? o ¿Te puedo ayudar? o similares.

Esto en el minuto cero de estar allí. Y la cuestión es que no te lo dicen pensando en echarte un cable en algo que estes buscando, sino que te lo cascan de mala forma incluso. De esta forma, ni me siento cómodo, ni miro nada, ni compro nada ni la madre que lo parió.

Y si la preguntita te la dicen con el latiguillo de "campeón". Argggghh


P.D: Desactivando modo: Cliente encabronado.

Lecturas: Las mentiras de Locke Lamora,




Últimamente tengo poco tiempo para leer. Los tebeos, los engullo como un pavo con la vana esperanza de poder leer de forma más sosegada los arcos enteros de las series que sigo. Con este plan de huida hacia adelante, pasan los meses mientras gasto el dinero no como un divertimento puntual sino como una especie de inversión comiquera para épocas de vacas flacas (que llegarán, amigos míos).

Quizás por eso, en los momentos previos a meterme en el sobre, cerrar el candado o ponerme a sobar, dejo la pila de lectura para mis famosísimos momentos all-bran y me cojo un libro.

Las mentiras de Locke Lamora ha supuesto la reconciliación esperada entre un servidor y la Literatura Fantástica. Era de esperar que entre tanta oferta hubiera una obra, no muy popular, que aumentara mis ganas de hincarle el diente a un libro de este género.

Scott Lynch, conocido en su casa, y ahora uno de los autores a seguir, ha conseguido meterme en su historia sin necesidad de recurrir a los manidos resortes del género. Es más, en su libro, encuentro referentes al folletín, la picaresca del Siglo de Oro, Alejandro Dumas, etc, que a las obras actuales que sólo (mayoritariamente) fagocitan universos tolkianos o franquicias roleras.

Una lectura apasionante, bien escrita y mejor traducida (alabo el gusto y buen hacer de la editorial RUNAS) que supone un soplo de aire fresco en estas cansadas pupilas de lector infatigable de los fantástico. Recomendable para estos tiempos navideños que se avecinan.

Para abrir boca, copio la sinopsis:

La vida de un huérfano suele ser dura y breve en Camorr. Sin embargo, con su rápida inteligencia y su innato talento para el robo, Locke Lamora ha evitado la muerte y la esclavitud, para caer en manos de un sacerdote ciego -que ni es sacerdote ni ciego- que transmitirá sus extraordinarias habilidades a su "familia" de huérfanos: los Caballeros Bastardos. Pronto no estará a salvo la riqueza de ningún noble de Camorr, los dominios de Locke, una ciudad de canales, palacios y templos, construida sobre las ruinas de una raza desaparecida. Pero un oscuro personaje acecha y amenaza con desencadenar una guerra por el control de los bajos fondos de la ciudad. Atrapados en un juego mortal, el ingenio y la lealtad de Locke y sus amigos serán sometidos a prueba en su lucha por la vida...

"Es una historia fresca y original que te atrapa y su autor una voz nueva y brillante en el género de la fantasía. Locke Lamora resulta un bribón encantador y Camorr un entorno fascinante y maravillosamente descrito, una ciudad que puede rivalizar con Lankhmar, Amber y Viriconium. Espero con impaciencia volver a visitarla muchas más veces." GEORGE R. R. MARTIN

"Scott Lynch ha construido una fantasía de muchos octanos en torno a un héroe original y a su no completamente veneciana ciudad de Camorr. Hay nobles, elaboradas intrigas, múltiples simulaciones y destinos terribles suficientes para cualquier obra de Shakespeare, pero desarrollado en un mundo imaginario magníficamente construido y relatado con el ritmo narrativo de Piratas del Caribe. Una gran historia de rufianes." RICHARD MORGAN

"Scott Lynch sabe cómo mantener un eficaz equilibrio entre un entorno fantástico y los inolvidables personajes valerosos que lo habitan." KIRKUS

"Ésta es una de esas novelas que atrapa al lector, trasladándole al centro de la acción… Los amantes de la fantasía estarán aquí en el séptimo cielo, pero también será igual de popular entre los aficionados a la intriga. Realmente este libro sobrepasa los géneros y se encuentra en su sitio en casi cualquier estante de ficción." Starred Review BOOKLIST

2007-11-09

Apostolando.


Como hay que ser "transversaaaaal" y luchar porque el mundillo no se hunda en los fondos abisales del olvido, yo he puesto mi grano de arena y he metido en el redil a una nueva "true believer": Una de mis jefas.
Después de verme declamar como un loco sobre lo que molan los comics, mis camisetas frikeras y mi "way of life" desenfadado y dicharachero, la pobre mujer ha caido en la trampa y me ha encargado el tomo de "Esther y su mundo", obra magna de Puritas Campos (como mola ese nombre) que la va a llevar hacia el mundo de las nostalgias infantiles, gracias a las arteras mañas de este servidor de ustedes.
¡Otra para la saca!
Pronto seremos legión.

2007-11-08

Un hombre llamado Cavalli

Esta soleada mañana, mi mujer y yo, hemos ido a comprar ropa porque está feo eso de ir en pelotas por el mundo ya que puedes despertar tremendas envidias entre el populacho. Nos da por ir a una tienda H&M (sí, esas que surgen de la nada de un día para otro en todas las ciudades del orbe); y ese fue nuestro primer gran error.: ¡Por que era el día de Cavalli! ¿Y quién coño es ese señor? Aquí tenéis la foto, y no, no es Carmen de Mairena.







Directo desde la factoría de Jim Henson




Y el día de Roberto Cavalli es el apocalipsis para las señoras fans de Ana Obregón y similares. (ver foto y luego arrancaos los ojos)










Allí ha habido ostias, empujones y demás manifestaciones de odio femenino y consumista. Pero todas y cada una cumplían los mismos requisitos: Ser redomadamente gilipollas, tener todas la talla 34 independientemente de las lorzas que adornaran sus resecas carnes, y andar como pollos sin cabeza en busca de la prenda que fuera con tal de que llevara la marca de ese diseñador/a. Para los que tengan la leve curiosidad por saber cómo son esos trapos sólo hay que imaginar mucho leopardo y dorados. Ea.

Gracias a Dios, por mi mujer.


Y terminando este post tan fashion, os dejo con uno de los mejores testimonios de la Hora Chanante. El mítico Karl Lagerfeld.






2007-11-04

Gestación literaria.


Domingo por la tarde y Ternin está en su puesto de trabajo, que no currando. Un leve sopor, seguido de un dolor de cabeza made in Black & Decker me acompañan en esta dura jornada dominical.

¿Actualizo el blog? Pereza y un retraso considerable en mis lecturas comiqueras me impiden escribir algo que me entretenga (por que, efectivamente, aunque parezca que no yo hago esto por divertirme). Como soy temible cuando el Tiempo me da un poco de cuartelillo, he tenido el ídem de poner en claro el argumento, personajes y demás utillería de algunos relatos que tengo en el trastero de mi memoria.

Coño, es que el word, así tan blanquito y el cursor parpadeando ( o titilando si nos ponemos cursis) da grimilla. Con lo bien que lo tengo montado en la cabeza. Menos mal que esto es como todo en la vida: poco a poco y con suavidad. Un gustazo, oígan, ver como lo que llevas semanas trajinando en la menta, empieza a asomarse, timorata, en blanco sobre negro.

Como de parto.

P.D: Desactivando modo Sánchez-Dragó.

2007-11-03

Frito Variado de Conan (II)




Sé que a estas alturas casi todos sabéis que va pululando por ahí este pedazo de poster del futuro proyecto sobre "Conan" (próximo post sobre posible casting ya). La verdad es que huele a tomadura de pelo que no veas pero bueno, algo es algo.






Recomendación literaria: Para espíritus pulp con ganas de ver a un Conan alejado de mostrencos cinematográficos o versiones comiqueras. Relatos cortos que mezclan aciertos y buen hacer en el difícil arte del cuento fantástico y mal pagado.
Y continuando con el ciclo Conan: dejaos seducir por la cancioncilla pegadiza con voces de coro de machotes en la intro de la serie Telecincochescas por excelencia: Las Aventuras de Conan el afeminado.



Lecturas Ternin: Frito variado de Conan.

El mes de octubre ha sido, de tapadillo, el mes Conan. Después de varios meses con la serie de "Conan la Leyenda" en el dique seco, ésta ha vuelto con el excelente nivel de calidad que le han imprimido Kurt Busiek y Cary Nord. Pero amigo, aún hay más: Que si un "cara dura" de "Clavos Rojos", otro tomo de "Las Crónicas de Conan" y estas dos lecturas que voy a glosar brevemente a continuación:




Toda gran héroe se mide por sus enemigos, y para Kurt Busiek (amén de otros autores) la principal némesis de este muchachote taparrabeado es el maligno adorador de serpientes Toth. Y en esta miniserie formato Absolute cuenta los orígenes del hechicero. Len Wein y Busiek cuentan en este número 1 los Lazarillotormescos pasos que da nuestro amigo en el duro y trabajoso mundo de la maldad absoluta. Relato de un cabrón con leves apuntes de maltratos parentales y mucha mala vida... Hasta que la serpiente Set se cruza en su miserable vida.
Me ha gustado porque no engaña a nadie. Una historia bien narrada por Kelley Jones que me ha dejado con ganas de más. Ahora, que el que vaya a comprarlo por ver a Conan por allí, se va a llavar un chasco. Igual que el que yo me he llevado con el siguiente tebeo:







Vaya truñaco, macho. Creo que es de lo peorcito que he leido de Conan. Robert E. Howard tiene que estar revolviéndose en la tumba el pobrecito (y mira que se han pasado su creación por los cojones en demasiadas ocasiones). Jimmy Palmiotti se cubre de gloria con una historia heredera del peor relato adolescente de un enganchado al Dragones y Mazmorras de 10 años. Y Mark Texeira le sigue con un dibujo desganado y farragoso que no ayuda a que la historia sea medianamente potable. Una mierda (formato Absolute) que sólo sirve para meter más morralla ( y van) en mi amado armario de los tebeos.