2008-01-27

Don Aurelio.





El sábado me encontré en la Plaza de Abastos a mi profesor de latín/griego e Historia Contemporánea: Don Aurelio. Un señor bajito, calvete y con un infatigable chicle bailándole en la boca por los siglos de los siglos. Un profesor que me echó una bronca de tres pares en segundo de BUP por no saberme las declinaciones (con toda la razón, la verdad). Alguien que pasó por mi vida y dejó una marca gracias a sus charlas, sus sermones y su experiencia, más allá del interés que mi persona pudiere mostrar en sus asignaturas.

No dudé en aprovechar la ocasión para decírselo. Supongo que no estará muy acostumbrado. Un saludo, Don Aurelio, y espero que ese corazón no le de más disgustos.

No hay comentarios: