2008-01-07

Lecturas: Einsenhorn


Hace ya un tiempo, comenté en esta vuestra casa alguna cosilla sobre ese mundo franquiciado que es el de Warhammer 40000. Un mundo estéticamente tenebroso, decadente y con un gusto que deriva peligrosamente hacia imágenes "reichnianas". Un Universo donde la humanidad tiene como fundamento la lucha a muerte contra todo lo que no sean ellos mismos. Un emperador eterno que malvive malherido desde hace 10000 años y que es adorado por todos. Sin pensamientos libres, sin libertad de expresión.
Una franquicia que bebe de Robert Heinlein y que basa su éxito en las figuras, los videojuegos y sus novelas: libros que narran con mayor o menos acierto literario los tranfondos y hechos "históricos" que los señores de "Black Library" (los dueños de este invento) van pergeñando.
Alguna novela ha caído y la cosa no me ha puesto nada la verdad. Pero hace tiempo, conseguí por el módico precio de 0 euros la edición coleccionista de una de sus más famosas trilogías "Eisenhorn" y he pasado los últimos tiempos metido en ella. Más que nada me atrajo el escritor, Dan Abnett, guionista de Marvel ocasional y tipo que me ha sorprendido gratamente. La historia va de un señor muy serio, muy serio que se dedica al poco popular trabajo de "Inquisidor". Con sus ayudantes, y su mala leche se dedica a deambular por la Galaxia en busca de herejes de mierda, brujas, demonios y todo aquel que no piense como el Imperio manda. Sin juicio, y en frío, se enfrenta a los Adoradores del Caos a base de pistolón, espadazos y sus colegas.
Pasándose el Estado de Derecho (recordemos que el concepto de Democracia es un sustantivo desconocido en Warhammer 40000) por el mismo forro de sus góticos cojones, Eisenhorn va dándose cuenta de que para luchar contra los malos, te tienes que hacer malo también y poco a poco va descubriendo el "lado oscuro de la fuerza"...
Robos a personajes como Juez Dreed aparte, esta trilogía de novelas entretiene lo justo y no sólo es una sucesión de escenas violentas y descripciones de las figuritas para que sus seguidores se pongan cachondos. Abnett procura describir la "normalidad" de una Humanidad constantemente en guerra y las pequeñas dudas de unos personajes que bien pordrían haber formado parte de la Alemania Nazi. Aventuras espaciales, violencia, y algunas dosis de moralina para un producto que está por encima de la media de esas libros-franquicia a lo Dragonlance o Reinos Olvidados...
Ea, esa a sido una de mis muchas lecturas navideñas. Lectura que no recomendaré a nadie por que a mi me salió por la cara y gastarse 32 euros en la broma no es moco de pavo. Lo que pasa es que tenía ganas de pillar algo de aventurilla espacial y es lo que he encontrado. Algo ligero, Alfred, que luego me pongo gordo.

4 comentarios:

Juls dijo...

Hombre, si quieres aventurilla espacial ligera te recomiendo la Saga de los Aznar, o el Orden Estelar, o John Carter de Marte o algo así.
El pulp clásico, aunque un poco desfasado para esta época, siempre es más original y fresco que las novelillas esas. Aunque no niego que alguna pueda sorprender gratamente.

Trotty dijo...

Una duda, por que dices lo de Heinlein?
Estilisticamente o por el rollo militar/autoritario?¿

Ternin dijo...

Por lo segundo más bien.

esr1979 dijo...

Soy fan de Warhammer 40000 así que mi opinión no es nada neutral en este asunto. Si vas a leer algo más al respecto te recomiendo la serie sobre la Herejía de Horus. El primer libro también es de Dan Abnett.

Un saludo.