2008-01-22

Lecturas: Max Punisher tomo 7


Ala, a leer una buena ración de hostias como castillos, tiroteos a bocajarro y grandes cantidades de "hijoputismo". Ahí está el tio, un señor cincuentón con más tiros pegados que el sombrero del Coyote que tiene una colección de secundarios que tienen tela marinera y una serie que eleva los niveles de bestialidad a límites de ciencia ficción. La cosa está entrando ya en la autoparodia porque lo que le pasa a este hombre nos es normal.
Frank Castle se crea un enemigo por cada uno que mata. Uno no, hablaríamos de proporciones exponenciales. Y claro, el señor malvado que aparece en el tomo 3, sale en el 7 con ganas de tocarle las pelotas a nuestro querido antihéroe. En esta saga, Ennis busca mezclar la peli de Rambo III con conspiraciones propias de la guerra fría con toques talibanes. Los diálogos siguen teniendo su gracias, los lápices de Leandro Fernández siguen molando y, la verdad, de vez en cuando gusta echar el rato con una aventurilla ligera, divertida y con muy poca verguenza. Un desfase que se agradece y que va más allá de la serie light con el Castigador del Universo Marvel tradicional.
A base de escenas escabrosas, un guión más basto que "una jartá de cagar" y poco más, Punisher se ha ganado un lugar en mi corazón comiquero.

3 comentarios:

Milgrom dijo...

Yo la verdad es que gracias a Ennis casi he olvidado las otras versiones del Castigador. Es que es tan burro que me encanta.

yorkshire dijo...

Madre...

guevillos dijo...

Es una pena despues del paninazo del año pasado esta fue la primera serie que cancelé :(