2008-04-15

Aviso a navegantes




Aviso. Se ha visto a un individuo metido en carne, con camisetas estrafalarias, barba de varios días y pantalones caídos deambulando por la Delagación Central de la Agencia Tributaria. Los rumores apuntan que va a ser el encargado de confeccionar declaraciones de la renta otro año más.

Las autoridades recomiendan andar con la máxima cautela ya que según testigos "el hombre no anda muy católico". Si lo ven, abstenerse de comentar nada con él. Puede ponerse a hablar de tebeos con cualquiera, de pelis truñescas o enseñarte su último tono de móvil con la música de He-Man.

Actualizaré cuando pueda, que voy a estar más liao que la pata de un romano.

8 comentarios:

Mapashe dijo...

Es una "sensasion gososa" ver como vuelves a ser agente tributario.

"Felisidades" pre-papa

Cabeza Central dijo...

Recuerda: Hacienda somos todos (aunque yo no he visto un duro...)

iMeMiNe dijo...

Me has recordado lo raro que me ha venido el borrador este año. ¡Qué coñazo eso de declarar! Lo ponen tan lioso para que nos equivoquemos seguro :P

Jokin González dijo...

¿Te veré en la misma delegación del año pasado o te cambian de "destino"? ;)

Ternin dijo...

jokin: este año estoy en la delegacion de macarena. Asi que pide cita allí :p

Anónimo dijo...

Los blogueros famosos pronto necesitareis negros.
Me ofrezco, no tengo moral ni ninguna glándula rara de esas. Mi madre cuenta que me la saqué yo mismo a los tres años con el palo de un polo de menta. No tenía helado de regalo y era yo muy flexible de pequeñito. ¡Jo! Ahora que me acuerdo, todavía debo tener por ahí la radiografia que me hicieron en urgencias.
Como mola ver todo el brazo por dentro de la garganta metiéndose entre las costillitas.
Ismael, el Tití Ribiera.

Anónimo dijo...

Sí, sí... en realidad, la glándula moral que yo reventé con el palo del frigopie era mi corazón. Nada que no pudiera solucionarse con un bote de Kas manzana, un clip y la goma de una caja de zapatos.
También, tambiém... ¡Ya no hay médicos como los de antes! McGyver creo que se llamaba, y estoy seguro de que tengo la foto que me hicieron con él en la cama del hospital veterinario. Voy a por ella ahora mismo porque hay una anécdota muy graciosa al respecto de esa fotografía que quiero contar... blablabla y blablabla... ¡Claro que sí, todos cubiertos de sangre! Angela Lansbury no podía levantarse de la risa.
¡Nadie puede igualar a David Hasselhof!
Ismael, el Tití Ribiera.

juselito dijo...

trabaja mamona!!

y llevate to er dinero que puedas........no creo que te pase nada malo por ello,solo tienes que mirar al roca....ahi lo tienes en la calle.Por cierto acuerdate de mi borrador,y hazme algun trapicheo de los tuyos,eh?un abrazo y recuerdo a los 4!!