2008-05-23

Indiana Jones, como no.


La tarde pintaba bien. Un día espléndido, una larga cola de gente... Y un chaval de veintipocos años con su ¿madre?, vestido de Indiana Jones. Bueno, le faltaba el látigo y la pistola, pero tenía pinta de ir disfrazado de Indiana Jones. Tenía mérito. Era el único. Con dos cojones.


Un par de trailers y a empezar a soñar. Hablar de esta peli resulta difícil. Por una parte, ves aun viejo amigo. Un amigo del que no sabes nada desde años. Lo ves ya mayor y con el vigor de la juventud ya perdida. Con la petulancia y el malhumos de los jubilados. Un señor mayor que te coge de la mano y te lleva de aventuras de nuevo. Pero no de aventuras "modernas" donde todo tiene mucho "efecto" especial y poco más. Sino aventuras de las de verdad. Al cuarto de hora has visto cosas increíbles, pero sigues con los ojos abiertos como platos esperando una ración más de magia. Una cucharadita más de un plato que se termina en poco más de dos horas. Indiana te presenta a su familia, más personajes, más malos imposibles, más acción, más peleas, más misterios. Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal demuestra:
- Spielberg no tiene parangón como director.
- El niño de los Trnasformers mola como sidekick de Indiana.
- Se puede hacer una de las mejores declaraciones de amor de la Historia del Cine y luego ponerte a matar rusos.
-En los 15 primeros minutos de metraje esa cosa llamada supensión de la credibilidad se va a tomar por culo, y yo me alegro, dejando paso a uno de los mejores planos de toda la trilogía.
-La serie de la tele existió en el Universo Indy, y eso mola.
- Nadie recibe leches como Harrison Ford.
19 años no son nada cuando se trata con tant respeto y cariño a los recuerdos del niño que les escribe.

10 comentarios:

fanshawe dijo...

Hace ya ¿Años? -caray- que empecé a leerte, amigo mío. Hemos intentado vernos porque somos de la misma ciudad, lugar donde, a veces, he vivido. No lo hemos conseguido, siempre por culpa mía, que tú bien que lo intentaste.

Ahora estoy en Galicia, la cosa se ha vuelto complicada. Seguro que cuando te conozca ya serás papá. Y sacarás lustre a tus DVDs de la trilogía, para cuando llegue el momento, contando los días. Será pronto, seguro que antes de que ella pueda entenderlo. Somos impacientes.

El jueves vi la película. Primera sesión, 4 y 15 de la tarde. Mi novia me mandó un correo desde el trabajo diciéndome que si llamábamos a algún amigo para que viniera con nosotros. Le contesté con un escueto "no. Esta quiero verla contigo".

Ella, cuando vino a recogerme, me besó y a sus 30 años, que son los míos, me dijo: "Es una de las cosas más románticas que nadie ha hecho nunca por mí". Tenía razón: volver a ver a Indy quería hacerlo con ella y solo con ella. Es NUESTRO amigo.

Después de ver la película no he podido evitar leer por ahí miles de cosas. Muchas de fans. Algunos fans (ay Cels) que creen que el juguete es suyo. Otros fans (gracias Rafa) que saben que no lo es. Pero en mi cabeza pensaba que aún tenía que leerte a ti.

Cuatro apuntes sueltos y escritos a toda velocidad por uno de los pocos blogs que nunca me decepciona.

Tú, amigo mío, dignificas a los fans.

Ternin dijo...

Fans, no me digas estas cosas que se me han repelusado los pezoncillos. No sé tú, pero estoy seguro de que algún día nos veremos los caretos aunque desde hace ¿años? ya dejamos de ser desconocidos. Una cervecita bajo el sol sevillano (la cervecita helada, gracias) no te la perdonaré.

Para mi es un gustazo pasar por tu blog, rincones de tu mundo, más bien.

Indy, es de las pelis que quieres ver con tus seres queridos. Has dado en el clavo.

Off topic. Pido perdón a todos los lectores de esta santa casa por las falta de ortografía y descuido absoluto en la corrección. Las prisas, diría.

Feito dijo...

Has comentado la cuarta entrega de Indiana Jones como pocos. Gran post, y larga vida a Henry Jones Junior!

Jose Alvaro dijo...

¡Por fin, alguien que sabe lo que dice y que ha disfrutado de la peli como debería ser, con la nostalgia del que disfrutó las tres entregas anteriores con unos añitos menos!
A mí también me ha encantado, y mañana -si puedo- dejaré mi opinión en mi blog. Arácnidos saludos.

Plissken dijo...

Caballero, comparto su opinión punto por punto. Fue como volver a ver una peli de las de antes, y eso siempre se agradece. Y que sea por muchos años, jejeje, que Indy aún no parece dispuesto a ceder su sombrero por mucho heredero digno que haya ;D

juselito dijo...

Soy yo al único que no le mola el niño de los transformers?....

La peli muy buena,y del cine salí como diría vicky el vikingo "ENTUSIASMAAAADOOOOOO".

Esperemos que la zaga continue!!

esr1979 dijo...

Yo, con riesgo de que me linchen diré que me gustó mucho al principio, pero que después con la movida del final me decepcionó un poco. Una cosa es el arca perdida y el grial y otra cosa ya es lo que sale al final...(no quiero fastidiar al que no la haya visto).

En cualquier caso comparto con vosotros la ilusión con que fui a verla.

Por cierto, el niñato tampoco me gusta (ni punto de comparación con el de la gorra del templo maldito).

Un saludo a todos.

Anónimo dijo...

Sinceramente, esta película es una auténtica basura comparada con las anteriores. Una trama ridícula, unas bromas sin gracia, ñoñerías a tutiplén, personajes desaprovechados. No tiene ni el encanto, ni la magia, ni mucho menos la calidad de la trilogía original, y está más cerca de "La momia 4" que de Indy. Lo único genial es el gran Harrison Ford, pero por desgracia el guión apesta. Esperar 19 años para ver "cualquier cosa" es muy triste, y eso es esta peli, cualquier cosa, y no creo que debamos conformarnos con eso. Suspiro pensando en qué hubiera ocurrido si en los noventa hubiéramos tenido, "Indiana Jones y el Destino de Atlantis"...lo dicho, una lástima y una vergüenza.
Eso sí, entretenida.

Conner Kent dijo...

pos mira que la peli al final me había dejado un regustillo raro y has hefcho que se me quite, ponte a escribir y deja lo de hacienda jejeje ;)

José Angel Muriel dijo...

Casi todo el mundo está contando maravillas de la película, pero con el traslado a Valladolid resulta más difícil dejar a la nena con alguien e ir a una sesión de cine. Qué ganas le tengo. También yo he visto pasar esos 19 años. Cuando fui al estreno de La última cruzada cursaba COU y lo hice con la pandilla del instituto. Cómo ha cambiado todo.

Por cierto, ¿qué tal va ese embarazo?