2008-07-23

Tebeos con alma





Supongo que muchos de vosotros os encontráis a lo largo del mes con un pequeño cerro de tebeos calentito, recién impresos y listos para consumir. Muchas series, tomos, grapas, recopilatorios; un aluvión de material que uno traga mes tras mes sin apenas darnos cuenta, y lo que es peor, sin disfrutar plenamente.

Joer, ya va a hablar este tío del tema estrella: la grapa se muere.

No, no es eso.

Mi divagación de hoy va de toda esa cantidad de papel que uno ve desfilar por los ojos día tras día y que no termina de llenar las ansias de buenas historias. Es que yo soy de los mutantes de toda la vida. Es que a mi me mola tal o cual autor. Vale, a mi también me pasa lo mismo. Y suelto mi pasta y punto. Luego me releo las sagas completas y valoro si vale la pena o no. Porque número a número, como que no. En casi todas las ocasiones.

Luego hay series con alma ¿y eso qué es?. Son pequeños milagros editoriales donde, por extrañas conjunciones cósmicas, el resultado es superior a la media. El nivel de calidad sube enteros y el sabor de boca de cada grapa es mucho mejor que el rancio hedor de las tramas absurdas y excesivamente alargadas. Eso pasa con, y de esta serie quería hablar, Catwoman.


Parto de la base de que la etapa de Ed Brubaker aún no ha caído. Decidiendo al final, que ni falta que hace. Catwoman ( de pronta cancelación en los USA) es sinónimo de entretenimiento superheróico de calidad. Will Pfeifer es el artífice de los guiones, y el español David López el dibujante, salvo un excelente Pete Woods en los primeros números de la etapa. ¡Oh, milagro! Una serie donde pasan cosas. Hace veinte años nadie imploraba por un tebeo donde pasaran cosas, simplemente ocurrían. No te podía gustar el guionista o el dibujante, pero uno tenía su ración de pijamas. Ahora, con series como Catwoman y metidos hasta las cachas en el Siglo XXI, esto es posible.

Leer los avatares maternales y malliles de Selina Kyle y pandilla es (Arguiñano Dixit), una gozada. Tramas llenas de simple y llana aventura. Buen dibujo, coherencia y respeto por los personajes ¡¿Qué haces que no la compras?!

Otras joyitas hay por ahí, a la deriva de toooda la oferta editorial de las dos grandes. Mucho ojo hay que tener para sacar pepitas de oro entre tanto lodo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Se la recomiendas a alguien que no ha leído nada de esta felina?
Por cierto, hoy he descubierto tu blog y me gusta bastante.
Sigue así. ;-)

Ternin dijo...

La verdad es que sí, es recomendable porque antes que esta etapa yo no había leído nada, pero nada nada de Catwoman.

Un saludo. Gracias por los ánimos