2008-08-02

Recuperando Lecturas: La Patrulla de Claremont (II)




Personajes como Tormenta, Lobezno o Magneto, van evolucionando de manera lógica a través del tiempo.

Muy buenas sensaciones van quedando en la retina con el apartado gráfico: Cockrum, Byrne, Paul Smith, Barry Windsor Smith, Los Buscema Brothers (miniserie de Magic), Romita Jr, Marc Silvestri, Rick Leonardi… Muchos de estos dibujantes alcanzaron su estrellato con los mutantes (algunos nunca han sido tan buenos desde entonces).

No es que se tenga que vivir del recuerdo, ya dejé atrás a aquel chaval que engullía los tebeos de la Patrulla X sin importar continuidades, pero la capacidad de asombro, el sentido de la aventura, el afán en crear un mucho coherente con sus propios personajes y el autor.

Porque sí, pese a que ahora, el señor intenta sobrevivir en series B del Universo Marvel y similares. El público ya no lo valora y el epíteto “Patriarca Mutante” le llega para post homenaje como estos y el amor incondicional de sus lectores de los ochenta. Libertad creativa. Quizás esa es la respuesta a ese periodo de gracias.

El formato BM fallece tras el número 29 de esta pequeña gran recopilación de lo mejor de los X-Men que, quizás, se haya publicado nunca. Luego vendría el coleccionable en color y el agotamiento creativo de Claremont, pasando por los molones años noventa y su furibunda desvinculación del mundo mutante.

Con varios retornos fallidos a sus espaldas, Claremont quizás debería dejarnos su legado.

A mi me ha regalado grandes momentos de lectura. Y eso, como diría el anuncio: No tiene precio



3 comentarios:

Milgrom dijo...

Cualquiera que haya leído la etapa de Claremont se dará sobretodo cuenta, de que lo que realmente importa en una historia coral, son los personajes. A mí me encantaban muchas de las historias de relleno, en un número autoconclusivo, en el que entrábamos en detalles de la personalidad de los personajes, los conocíamos más, nos poníamos en su piel, y cualquier vicisitud que sufrieran en la aventura, la tomábamos como nuestra, porque nos sentíamos plenamente identificados con él. Eso, más allá de contar historias épicas, es lo que nos enganchaba de sus X-Men.

Kurt dijo...

El claremont de los ochenta fue grande... quizás el más grande. De esa patrulla X, es de la q me enamore ... no pretendo decir que cualquier tiempo pasado fue mejor. Sería estupido. Pero esa etapa sin duda fue la mejor que ha tenido nunca jamás los mutantes. JAMÁS.

Merrick dijo...

Ahora pueden parecer un poco retro, pero a mí toda su etapa hasta al menos Inferno me fascinó. Todos los personajes me gustaban y los dibujantes tenían un nivel altísimo.

Ahora no me compraría un tebeo suyo ni loco, pero eso no cambia para nada lo bueno que fue.