2008-11-21

Despertares en Ternin Manor



Hasta hace poco la primera hora de la mañana en casa consistía en levantarse, una meadilla rápida, coger a la niña, cambiarle el pañalillo, prepararle el bibi y esperar a que se lo zampara mientras veía un capítulo de Stargate o similares.

Ya no.

Claudia se ha hecho un ser interactivo y ha descubierto gracias a un desafortunado zapping (música de peli de terror hammeriana...)



El Jardín de los Sueños.


Sí, sus protagonistas son, entre otros, el bicho ese azul con un capote rojo pegado a su mano sin dedos y la muñeca hinchable con cara de loca. Igglepiggle y MakkaPakka, son sus nombres. Acojonante.

Mi niña se queda embobada con las ¿aventuras? de esta gente en un bosque totalmente edulcorado y lleno de ruiditos pedorreicos diseñados para captar la atención de los bebés.

Pero lo terrorífico es que Elara y yo nos quedamos totalmente atontados con la serie de marras.

El que es padre lo conocerá. ¡Viva estivill!

Os dejo un vídeo hipnótico. Huid, insensatos.






Bonustrack: Me asombro al saber que el narrador de este engendro teletubbico es el gran Derek Jacobi. Qué pedazo de hipoteca debe tener este señor a sus años.

8 comentarios:

Carlos dijo...

¡¡El horror, el horror!!

Don Guri dijo...

Eso no puede ser bueno. Destruye la tele por el bien de tu hija, el tuyo propio y el de la humanidad.

Alberto Díaz dijo...

Muchas gracias, sr. Ternin. A dos meses vista de la paternidad y va usted y consigue lo que los pañales, la beñerita y el maxi-cosi no pudieron: meterme el miedo en el cuerpo.

Nos vemos... cuidadito con los callejones...

Ternin dijo...

Yo tampoco lo sabía, de verdad. Felicidades por la paternidad

José Angel Muriel dijo...

Ay, esos niños, cómo crecen. La nuestra, con nueve meses, ya abre y cierra las puertas de todos los muebles, gatea por todas partes y casi se mantiene de pie. Este portento no nos va a dar tregua. :D

EinnDc dijo...

Hace poco, en una conversación que técnicamente se podría denominar "interparental" un amigo mío comparaba el material audiovisual infantil (cantajuego en éste caso concreto) con un accidente de coche.

Tu no quieres mirar, no debes de mirar. Has de seguir conduciendo ignorando el accidente del arcén. Pero es inevitable, siempre te quedas mirando.

Pues los vídeos de los niños son iguales.

Si los espacios gratuitos de campaña electoral los hicieran las mimas personas que el Cantajuego o El Jardín de los Sueños, seguro que ése candidato en concreto llegaría a presidente...

Saludos!

Morzongo dijo...

Es vomitivo. Los vi hace unas tres semanas sin querer. De esto que pones la tele de forma inusual antes de ir a trabajar y, efectivamente, no la apagué hasta que acabó.

Sólo recuerdo ruiditos y cámara rápida de un lado a otro. Un tren que iba por las ramas de los árboles y una sensación de que algo subnormal se transmitía a través de las ondas hertzianas.

No se lo pongáis a vuestros hijos, pueden tener secuelas. Lo siguiente a esto son los porros y los tripis.

Anónimo dijo...

A mí me encantan y a mi hija también, es más, ando buscándoles por la mula en español, pero aún la gente no se atreve a colgar esto por internet, ¡ES TERRORÍFICO! jajaja, pues eso, que no lo encuentro, sólo en inglés, y no mola. Si sabéis de algún link...gracias.