2008-11-27

Joker, de Brian Azzarello y Lee Bermejo



La primera impresión que me he llevado al empezar a leer ha sido " A quemarropa", la peli de John Boorman y Lee Marvin que fue "remakeada" hace unos añitos por Mel Gibson. Nada en concreto, cierto aire de novela negra setetentara o un Jim Thompson con dolor de muelas y punzadas alomorraneras.

Brian Azzarello (100 Balas) da la última vuelta sobre el icono del Joker. Tantas versiones, tantas imágenes... Se podría decir que cada uno de nosotros tiene a su propio Joker en la mente. Para algunos será Cesar Romero o la voz de Mark Harmill (vete tú a saber). Para Azzarello, verbigracia de los jefes de DC, Joker sería un trasunto de mafioso loco como una puta cabra... y violento, muy violento.

El Joker envenenador con flor en la solapa deja paso a un tipo desquiciado que prefiere despachar sus asuntos a base de plomo y dejarse del uso de la marca registrada "guasón" que tantas satisfacciones ha dado a sus seguidores. Joker es un rey sin trono, un psicópata con causa (recuperar una ciudad inalcanzable por culpa de la omnipresente no-presencia de Batman), una fuerza de la naturaleza con menos sentido del humor y más crueldad. Puro "bloodxplotation" que hubiera firmado en su momento un Oliver Stone en sus mejores tiempos.




Johnny Frost ejerce las funciones de Sancho Panza en este descenso y destripe de los bajos fondos de una Gotham más sucia que nunca. Este personaje, lázaro voluntario, nos cuenta el día a día de su patrón y sus "relaciones" con la flor y nata del bizarro plantel de villanos de Batman: Un Killer Croc travestido de matón "gangsta", un Harvey Dent que podría haberse escapado del universo de Mario Puzzo, un pinguino cobarde y artero, Johnny Deep, digo, Enigma... Guiños todos que no lastran la lectura sino que crean un de verosimilitud imaginada que me ha gustado bastante.

Eso y el dibujo de Bermejo que se marca un conjunto de viñetas con fuerza suficiente como para permanecer durante bastante tiempo en el Olimpo de los buenos dibujos.

¿Se publicará en España? Sí.

¿Me ha gustado? Bastante.

P.D: No quiero extenderme más que es tarde y tengo ganas de planchar la oreja. Paso de entrar en la famosa polémica de: ¿Qué fue antes del Joker de Ledger o este? Me da igual. Lo que valoro es el buen hacer de Azzarello y Bermejo y el intento (conseguido ) de contar una buena historia de género negro sin sentar cátedra ni sodomizar a uno de los villanos más reconocidos del noveno arte.

5 comentarios:

PAblo dijo...

Me lo apunto.

SuperSantiEgo dijo...

Es en cierto modo una "versión de autor" del personaje, que tampoco tiene que tener excesiva influencia en el devenir futuro del personaje. Eso sí: pasado de vueltas, un rato largo.

Bruce dijo...

Ternin, hijo, ¿tienes una direccion de correo para que te mande información sobre un posible aporte a tu truñoteca que no sé si conocerás?

Daniel dijo...

Pozí, buena pinta sí que tiene. Lo tendremos en cuenta y le dejaremos un huequito en la estantería para cuando Planeta nos lo traiga...

Saludos...

Ternin dijo...

Bruce: te he mandado un mail.