2009-01-21

Lecturas: Caballero Luna, tomo 3





Lo que pudo ser y no fue.



Este relanzamiento de Moon Knight está resultando una lectura agridulce. Charlie Huston, autor con cierto renombre en el género negro y acérrimo aficionado al pulp, marcó desde sus primeros números el interés por endurecer un personaje más bien olvidado. Dibujantes estrella como David Finch comenzaron en el barco que ahora, en su tercer tomo recopilatoria, comanda el desconocido Mike Benson junto con los incombustible Marl Texeira y Javier Saltares más un número dibujado por otro autor del que no pillo el nombre.



Una cosa que me jode un huevo es que confundirme con los personajes. Será que soy muy torpe pero durante la lectura del tomo tuve que pararme para reconocer Marc Spector, el malo de la historia y algunos personajes. Una jodienda porque eso corta el rollo a la hora de meterme en la historia. Espeso que estaría uno.


Y a eso es lo que iba: la historia. Desde Miller, parece que ser que el héroe molón, el que los niños compran, es el torturado, el violento, el que no sonríe aunque le hagan cosquillitas en los huevos. Un tío circunspecto, este Caballero Luna. Y además con visiones, ya que aparentemente está poseido por el dios Konshu y éste le habla a través de un enemigo que asesinó años atrás. Este recurso argumental: llevar a un personaje hacia la locura funciona si exisitiera algo de "empatía" con el protagonista. El Cabellero Luna, cae mal; vale está como una puta cabra, pero cae mal.



Los guionistas no levantan una premisa interesante y la cosa transcurre con cierto aburrimiento por el escaso interés de un enfrentamiento con un villano imitador de nuestro "malaje" héroe más que predecible. A eso se le añade meter al Caballero en una movida con el tema del Registro de Superhéroes y un rifi rafe con Iron Man que sí, no está mal, pero que no tiene jugo alguno.

Entre un apartado gráfico cortito con sifón, un tirar por el camino fácil, un quiero y no puedo continuo... Serie más que prescindible que hace agua por todas partes y no pasa de una lectura medio entretenida. En resumidas cuentas: Un volumen del Caballero Luna que pasará sin pena ni gloria y que se sumirá en el limbo de las series mediocres marvelitas. Que lástima.

2 comentarios:

Faustino dijo...

Pues si. El Caballero siempre ha sido uno de mis personajes marvel favoritos, pero no tiene suerte con sus colecciones. Esta nueva encarnación prometia pero se está quedando en aguas de borrajas.

Civ dijo...

Pues me has salvado, porque estaba a punto de pedirme algún TPB americano de la serie para ver qué tal. Lo que sí son recomendables son los Essentials, con la etapa de Sienkiewicz (¿lo he escrito bien?).

Saludos!