2009-06-01

Picando billete con Frank




10 tomos. La aventura comenzó hace ya varios años y la munición se ha agotado. 60 números con el viejo Frank sembrando cadáveres como quien siembra coles. Garth Ennis se despide de Frank en un intento de justificar su forma de ser. En este tomo retoma situaciones anteriores y el escenario del nacimiento de Punisher: Vietnam.

Un contubernio militar, un ácida crítica a la actuación de los USA en Nam, un aire de desencanto que imprime cada número... Mal regustillo tras la lectura y un broche de oro para el fin de Ennis en Punsher Max. Frank Castle alejándose con su arma al hombro. Un casi sesentón cansado que es capaz de darle por saco a un grupo de Delta Force. Violencia y acción que se quedan atrás por la sensación de círculo cerrado, de trabajo bien hecho.

Esta etapa será recordada. 60 números que me han entretenido muchísimo; que ha sabido levantarse sobre los convencionalismos del género superheróico. Una inmersión en el concepto de vigilante, de soldados, de deshecho de una guerra injusta e históricamente absurda. Una labor que en términos generales ha mantenida el interés y el buen tono. Personajes bien cuidados y un sentido del ritmo encomiable. Dibujantes competentes y momentos sublimes. Todo lo bueno se acaba.

Hasta la vista Frank.

1 comentario:

Ovidio dijo...

Me encanta que digas: "Hasta la vista Frank" y no "Hasta la vista Ennis". Y es que este guionista ha hecho TAN suyo al personaje que ya no me lo imagino en otras manos.

Y es que lo ha escrito TODO sobre él, ¿alguien se ha fijado? Quiero decir, ha escrito: Una historia sobre su infancia (El Tigre), su paso por Vietnam, el suceso en el Central Park y lo que siguió (En el Principio), la venganza en la cárcel (The Cell), sus aventuras más trascendentes y su hipotético final (El Fin).

En otras palabras, considero que Ennis ha hecho cómic de autor con Punisher, y del bueno además.

Saludos.