2009-09-14

El tebeo que fue.



Retomando el post nostálgico de hace unos días, quisiera hablar de uno de los tebeos que me marcó: Secret Wars. Ese traje negro de Spiderman, esos muñecos que me enamoraron, esas conversaciones en el patio del colegio donde las aventuras tenían sus propias interpretaciones, esos números que atesoré en el puesto de compro/cambio/vendo del mercadillo de Cerdanyola...

El tebeo no tiene ná de ná y leído después de los años (obviamente lo tengo y lo guardo con muchísimo cariño) se nota que ha envejecido muy mal. Jim Shotter se sacó de la manga un combate entre buenos y malos con el objetivo de vender muñequitos de Mattel y le salió un tebeo que con sus defectos marcó mi infancia.

Ver este tebeo en 2003 en una tienda de tebeos de Sevilla, años después de abandonar la afición, hizo que volviera a los tebeos. Sólo por eso se merece el amor que le tengo a este mi primer crossover marvelita.

Por cierto, que Mike Zeck, no me parece tan mal dibujante, leñe.

3 comentarios:

Ismael dijo...

Por culpa de esta serie me ví entre dos bandos en el patio del recreo. Estaban los de los muñequitos lujosos de la DC, que resistían choques contra el asfalto desde un primer piso, y los de los muñecajos plásticos Marvel con sus escudos de imagen tresdedeíca; los primeros eran chulísimos, tenían aliens, robotos, y distintos tamaños, en cambio, los del plasticado Marvel eran birriosos como salidos de un molde de dulce de pan de leches, y no guardaban nada con el tebeo. Como en conparación eran unos muñecos de pobres, me junte con el Bando Marvel. Y para cinco minutos que te los dejaban en la mano... Si me hubiese con el Bando DC a lo mejor hoy era senador o eurodiputado.
Muñecos superheroicos, Transformers, zàpatillas animales, la tostadora de Barbie, los fabulosos Pin y Pon... ¡En cuanto se monte una guerra gorda me alisto donde sea y me vengo con cualquiera!

PAblo dijo...

Tu primer crossover marvelita. Y el de todos que antes de la dichosa maxiserie raros eran los cruces entre colecciones (aunque fue mucho peor con la segunda Secret War. Brrr).

Impacientes Saludos.

Mythos dijo...

A mi Mike Zeck no me parece para nada un mal artista. Ahora, su evulución es lo interesante, sólo hay que ver lo que hizo en La última cacería de Kraven y no se puede decir que sea un mal dibujante. Secret Wars me la leí yo en los 90 y, que voy a decir, es mala con ganas... Pero era otra época. Aunque a mi Secret Wars me parece todo lo que Marvel, desde que Stan Lee llegó a ella, no era. Secret Wars en DC hubiese tenido sentido, que siempre ha apostado más por la épica que por los personajes, pero dentro de Marvel casi que fue un cómic atipico por eso. De hecho los personajes están estereotipados, por no decir que se contradicen a sí mismos durante toda la historia y acaban resultando odiosos en las decisiones que toman.

saludos