2009-10-24

Serie B




Desde un tiempo a esta parte, me estoy dando el gustazo de ver algunas pelis que por una causa u otra no habían caído en su momento. Pelis de esas que se estrenan y uno piensa "bueno, ya la veré" y luego se pone a otra cosa. Me suele ocurrir con el cine de serie B enmascarado con grandes presupuestos. Cosas como Underworld y productos similares. Y como, no: La Carrera de la Muerte.

Glorioso "filme" del artesano de lo "B", Paul W. Anderson y que en una hora y media corta te mete cuarto y mitad de comida basura para que uno se lo trague sin chistar y con grasa resbalando por la barbilla. He de reconocer que lo pasé realmente bien con esta peli. Un truño como un castillo que está facturado de tal forma que resulta tremendamente divertido. Tenemos a un alcaidesa muy mala (Joan Allen con toda la cara de Terence Stamp), tenemos un cárcel muy chunga donde se hacen carreras de coches a muerte que luego se retransmiten a los internautas por un dineral, tenemos a un héroe enmascarado llamado "Frankenstein" (el único guiño simpático a su anterior versión Carrera de la Muerte 2000), un grupito de presas con vaquero ceñido de talle bajo que no pintan mucho pero alegran la vista, a Ian McShane (lo digo todo y no digo nada) y mucho tiro, mucho coche a tomar por culo y mucha poca verguenza. Por no hablar de su poquito de crítica social que dado el contexto histórico/filosófico se queda en una brutal carga policial a unos currantes del acero que ni el señor Aranoa, oigan.

Esto también es cine, amiguitos.

Por cierto, creo que ya se me está olvidando... ¿De qué iba esta película?

2 comentarios:

joselop44 dijo...

Es verdad que es mala. pero tambien es verdad que es divertida y entretiene.
No da para más.
Saludos

Conner Kent dijo...

a mi me ha entretenido esta más que todas las del almodovar juntas, que ya es decir