2010-03-15

Celda 211



Fin de semana de cine en Ternin Manor. Entre tanta serie, tan poco tiempo y diversas cosas, hacía mucho tiempo desde que Elara y yo nos sentáramos tranquilamente a ver una peli. Y la escogida fue Celda 211, de la que leí la novela y me encantó.

Puntualización pejiguera pero es que ver el inicio de los créditos de una peli española y me da yuyu ver la cantidad de carteles de entidades y/o organismos que subvencinan el cotarro. Todo en fondo negro. Acariciar la mano que te da de comer, vaya.

Bueno, que la peli nos ha gustado mucho. Intensa, bien interpretada, bien realizada, con ritmo y buen hacer. La historia de Juan Oliver, un funcionario de prisiones que se ve envuelto en un motín y tiene que hacer lo que no está en los escritos para salir del atolladero es un bombón, o así lo vi cuando cayó la novela en mis zarpas antes de que se hiciera la peli. Un pelotazo que reinvindica el cine comercial en este nuestro pais. Cine comercial , sí, pero con calidad, gusto por el guión y sin verguenza ajena.

Recomendable.