2010-03-08

El ojo de la cámara




Grapa que por una razón u otra ha pasado desapercibida en el mundillo bloguero y en los foros de las librerías, pero es que esta miniserie de 6 números tenía mucho en contra.

El ojo de la cámara es ni más ni menos la secuela de Marvels. Tebeo puntero de los noventa y una revisión del sentido de la maravilla marvelita en un mundo lleno de personajes hipermusculados y de mandíbulas prietas. Un ejercicio revisionista que encumbró a Busiek y a Alex Ross. Mucha telita que cortar para un secuela que pierde a Ross por Jay Anacleto lo que a priori es un bajón de calidad. ¿Pero es así?

El ojo de la cámara continúa con el protagonista Phil Sheldon, fotógrafo del Bugle y testigo de excepción de la Era de los Prodigios. Continúa su vida y el advenimiento de otra forma de ver a la gente con superpoderes: La amenaza mutante, los escándalos y el oscurecimiento de un mundo que años atrás brillaba lleno de ingenuidad.

A mi me ha gustado. Y mucho. El porqué es claro, porque es un movimiento nostálgico realizado con gusto y cariño. Está la Secret Wars, los primeros pasos de Punisher y el ataque a la Mansión de los Vengadores por los Amos del Mal. Y Phil Sheldon está allí. Enfermo, hastiado pero con pasión por su trabajo. Busiek y Stern, que le ayuda en los últimos números, hacen un trabajo competente y sin concesiones al maniqueismo. El final de Sheldon es coherente y eso me encantó.

El dibujo por otra parte está bien sin ofrecer viñetas para el recuerdo. Ya lo he dicho, Anacleto no es Ross pero eso no desmerece el resultado del segundo.

Quizás la grapa escondida del mes. Un soplo de melancolía y buen hacer entre tanto Reinado Oscuro.

6 comentarios:

Conner Kent dijo...

pues tristemente yo lo dejé de lado al verlo por el dibujo, sí, simplemente me pareció "sucio" y entorpecedor, no sé, me quitó las ganas.

Pero ahora en serio... el tio se llama Anacleto? en serio?

Ternin dijo...

Por lo menos, el apellido

Anónimo dijo...

hola. acabo de terminar de leer la última grapa de las 3 y he de decir que está muy bien la historia y al final toca mucho la fibra. Quizá echo en falta que se centra muchísimo en la vida del periodista y lo que son los supers apenas van saliendo y es que a mí el dibujo sin ser Alex Ross me ha encantado y lo habria disfrutado más. Por lo que a la historia respecta, está muy bien encauzada y con un bonito final, triste pero muy bien hecho.

saludos gente.

m an u . alicante

p.d. doy por hecho que finalmente te compraron los tomos de flash d norma no? jejeje dwwww :)

Yota dijo...

Pues a mi lo que me hizo abandonar la miniserie tras comprar el primer número, fue el guión, no se si es Busiek el que ha cambiado o yo, pero no me gustó especialmente.

como me parecía raro, me releí siempre vengadores y Marvels y deduje que no era yo, era Busiek XD

menos mal, ufff

Ternin dijo...

manu, el Flash ya tiene dueño, lo siento :P

lokodatar dijo...

A mi también me ha gustado, sin ser la reostia funciona bien.