2010-03-21

Lobezno de Hama y Silvestri



Las últimas lecturas del día las reservo, fundamentalmente, para los tebeos que tengo acumulados. Suelen ser grapas o tomitos que exigen un ejercicio intelectual bastante leve. Leer, consumir y a echar el cierre que mañana será otro día.

La lectura escogida de las dos últimas semanas es la serie Lobezno Classic que conseguí vía Internet a través de un trueque con un lector de este vuestro blog. Después de zamparme la primera etapa de Claremont y Buscema (del que hablé en su momento) y un pequeño “in pass” con Peter David a los guiones, me he metido de lleno la etapa de Larry Hama y Marc Silvestri.

La he cogido con ganas debido a lo bien que me habían hablado de estos tebeos. Un dibujo aparente que contiene todos los tics que afearon los años noventa pero que no deja de resultar atractivo pese a los años, y las lecturas, pasadas. Un lobezno que parece rejuvenecer desde que lo dibujaba Buscema. Un Lobezno más alto, más guapo y más musculoso que se deja de aventuras pulp en Madripur y se mete de lleno en el Universo Marvel y mutante de aquella década loca. El inicio aventurero que pretendió darle Claremont a uno de sus hijos predilectos (siempre he pensado que la niña de sus ojos ha sido siempre Tormenta) un origen y un enfoque apartado de los pijamas, se va a pique con Larry Hama que le pone las mallas y lo mete primero en una lucha de la Yakuza, la Guerra Civil española, la venganza de Dama Mortal por la patente del Adamantium que le robaron a su padre (sic), un clon androide de Lobezno con una niña robot , Dientes de Sable con problemas paternofiliales, la secuela de Arma X y una omnipresente Júbilo como contrapunto cómico a un Logan más adrenalítico que su contrapartida de Madripur y haciéndonos conocedores de que su pasado es un lío de tres pares de cojones.

Oye, pero la cosa se lee de un tirón y la etapa tiene base para ser recordada con cariño. Pasan muchas cosas en los tebeos y el dibujo es agradable y rompedor. Si en aquella época los Xmen de Jim Lee batían records de venta y la serie de uno de los mejores personajes de la franquicia no podía ser menos. Aún me quedan unos pocos números para terminar con el tándem Hama/Silvestri pero he de reconocer que me estoy divirtiendo bastante con este Lobezno desmemoriado, aficionado a la pose y confuso.




6 comentarios:

Miguel dijo...

Siempre he pensado lo mismo con respecto a Claremont y Tormenta... Gracias por esta entrada y enhorabuena por el blog.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Ja ja ja...

Menuda caña, ya por esa etapa, reconozco que a mi me gustó mas la de Madripur y ese ambientillo genial de contrabando y minimafia...

A disfrutarla hasta el final y me alegro que el cambio te cunda como parece...
istorki

Ternin dijo...

Gracias a ti, miguel

istorki: espero que esté disfrutando tú igual.

guevillos dijo...

jate que tengo esta coleccion, pero que aun no me la he llegado a leer, voy a tener que poner remedio a ello, menos mal que tengo la semana santa ahí cerquita y que no soy para nada capillita.

Anónimo dijo...

Como un enano conb la JLA, por ahora de lo que llevo es que mas me ha gustado es Un millon... a ver a ver.

istorki

Vastapenumbra dijo...

Los líos de Lobezno no eran culpa de Hama. En realidad, hizo todo lo que le dejaron para arreglarlo. Estaba muy condicionado por Lobdell y los desmadres que iban dejando atrás Lee y Windsor Smith.