2010-04-17

Barrio lejano de Jiro Taniguchi




Me comentaba Ignacio, el amigo que me ha recomendado esta obra, que Barrio Lejano se lee mejor con el bagaje de los años vividos. Y es cierto. Pero me voy a saltar esta reflexión y voy a escribir una palabra poco diche y menos escrita: sensibilidad. Taniguchi es un mangaka que ha supuesto una auténtica revolución para mi. Un efecto que quiero compartir en esta reseña y que convierte este tebeo en uno de los mejores que he leído en mi vida.

Hiroshi Nakahara es un señor de 48 años que un día, sin apenas darse cuenta y por error, vuelve al pueblo donde se crió y aprovecha esta circunstancia para visitar la tumba de su madre (que murió con la misma edad que tiene él). Mientras reza en el cementerio algo ocurre y se ve transportado al pasado. Hiroshi vuelve a tener 14 años, conserva todas sus vivencias y recuerdos y tiene toda la vida por delante...

Esta premisa ha sido usada por la literatura y el cine en infinidad de ocasiones, casi siempre en clave de comedia más o menos afortunada. En este casos, el humor se ve relegado por esa mágica palabra: sensibilidad. No cursilada. La fantasía deja paso al intimismo. Hiroshi, vuelve al pasado zambulléndose en la nostalgia. Los recuerdos de ese momento dorado y en ocasiones doloroso que es la adolescencia pasan de ser confusos e idealizados a ser vividos de nuevo. Desde una perspectiva adulta, esos primeros pasos hacia el mundo adulto son diferentes: Aquella chica mona de la que uno está colgado, los amigotes, la madre que vuelve a tener rostro, voz, vida, el vigor perdido y recuperado. Una segunda oportunidad.

Con tono pausado y dejando respirar al lector con la lectura Taniguchi (por cierto estoy deseando hincarle el piño a "El Almanaque de mi padre") esboza un viaje compartido hacia ese mundo perdido y añorado que es el tiempo pasado.

Una gozada.

9 comentarios:

guevillos dijo...

Este tomo lo tengo en espera, pero no me decido si picar con este o mejor con el almanaque, ya veremos cuando le toque...

Juls dijo...

Uf, para ser manga suena gafapástico europeo... ¿y seguro que no salen robots gigantes en el tomo 3?

Ternin dijo...

jajajaja, no, para variar, no

guevillos dijo...

mmm al final que pasó con Pluto?, empezaste o lo dejaste en espera hasta poder leerlo de un tiron?

Ternin dijo...

Lo tengo en la recámara (sólo el tomo uno) a la espera de tener tiempo. Que no se puede lleva toda pa´lante.

Talphin dijo...

Yo acabo de descubrir también a Taniguchi. He empezado con Caminante, que a medida que lo leía me decía: "valiente tontería de tebeo que no cuenta nada", pero cuando acabas tienes una tranquilidad en lo alto que pocos cómics han conseguido transmitir. Estaba dudando entre Barrio Lejano o el almanaque como segundo plato Taniguchiero... :)

Álvaro Pons dijo...

Se está usted gafapasteando sr. Ternin...
Bienvenido al lado oscuro... :)

Ternin dijo...

Jajaja. Alvaro, la lástima es descubrir tarde semejantes obras

Ignacio dijo...

Me alegra saber que acerté con los 3 préstamos, e incluso que uno de ellos ha resultado ser uno de los mejores tebeos que has leído jamás.Lo cierto es que somos muchos los que meteríamos a "Barrio lejano" en esa categoría.Es una exquisitez de tebeo, sin duda.