2010-06-25

X Men Forever



Una lectura de esas que han caído por la noche, con la cabeza en la almohada y con más sueño que un perrillo chico. En esos momentos no me pide el cuerpo lecturas sesudas y voy a lo básico: entretenimiento. Y X Men Forever cumple la papeleta sin alardes pero con dignidad.

Que soy fan de Chris Claremont es público y notorio. Que la publicación de este tomo ataca mi alma de lector nostálgico es un hecho innegable. Ubi sunt aquellos momentos en los que disfrutaba con los tebeos de Forum y me emocionaba con el Universo Mutante de la época. Esos Alpha Flight, esos Nuevos Mutantes, esa Patrulla X que molaba por encima de todas las cosas... Tebeos y memoria: una combinación peligrosa... para el bolsillo.

Abrir este tomo es encontrarte con los últimos estertores agónicos de una anadadura de más de 15 años de Claremont con los mutantes. Llegaba otra época y el coche del éxito se escapaba de control. X-men 1 a 3 dibujados por Jim Lee ¡oooh, ahhh! y luego la despedida. Y ahora, casi veinte años después Chris queriendo hacernos creer que nada a cambiado y que en su procesador de texto tiene guardadas para nosotros las mejores historias de la gente X. Para él todo quedó ahí, incluso sus posteriores etapas. Vendernos la burra de nuevo apostando por el lector ochentero de lágrima fácil y bolsillo más fácil aún.

¿Pero el tebeo qué, Ternin? Pues la verdad es que bien. Puro estilo Claremont 100%. Usa y abuso de texto de apoyo para explicar lo que ya está narrado por el dibujante; personajes entrañables, situaciones que se retuercen, un gran cambio en la mitología mutante que resulta chocante... Una historia rio que no defrauda en ningún momento y que me ha dejado con ganas de mas aunque sea una anécdota editorial más que otra cosa. Una oda a un lector específico y a una época concreta. X-Men Forever no pretende romper las ventas ( ni lo ha hecho, la verdad) y estoy seguro que hay muchos lectores que ni conocen al guionista ni les interesa. Pero yo agradezco estos experimentos con gaseosa para talluditos de más de treinta.

Por cierto, Tom Grummet cumple la mar de bien siendo un complemento estupendo para el tebeo. No es Romita Jr ni el Silvestri ochentero, pero no es dibujante truñero ni mucho menos.

Recomendable para paladares con manga ancha.

4 comentarios:

guevillos dijo...

yo he pasado olimpicamente de este tomo, y es que por mas que me guste Claremont, el mismo se ha metido en una situacion que no me complace para nada, y es que le dejan hacer unicamente en colecciones que basicamente son what ifs o no tienen relacion con el resto de la continuidad, lleva mucho tiempo vagando por marvel sin poder desarrollar sus ideas, en la misma marvel donde Bendis, Millar y Loeb sueltan ventosidades creativas que son aplauidas por editores y ventas.

Me parece una trampa demasiada gorda la misma premisa de la serie, lo que hace 20 años no se atrevieron a hacer ahora si le dejan, pero ahi, en un what if, en fin, que no, que paso de este tomo y de esta marvel, por mejor que esté la historia.

ea que a gusto me he quedado.

Ternin dijo...

jajajaja. Lo bueno de este tipo de tebeos es que no pretende engañar a nadie. Otra cosa no, pero el lector va sobre aviso.

guevillos dijo...

si, pero eso no quita que me toque las narices el tema, ahi lo tienes a claremont, haciendo esto cuando podria estar haciendo otras cosas, pero no, al yayo alejado del resto de la continuidad, no vaya a mosquear a un wheedon, un bendis un millar o un loeb

Yuga Kali dijo...

No. El "what if" es lo que están haciendo Fraction, Carey, Whedon y compañía.

X-MEN FOREVER es la única continuidad verdadera.

Y X-MEN FOREVER es genial.