2010-09-03

Shadow of the Beast




Hace mucho tiempo, pero mucho, hablé de el Shadow Dancer de la Master System II, mi primera y querida consola. Y el otro día, en el curro y sin saber porqué, me vino a la mente un juego del que me encapriché hace la friolera de 18 años: El Shadow of the Beast. Corría el año 92 y a través del Hobby Consolas o del Ok Consolas, no me acuerdo vi un juego que me despertó el interés. La premisa molaba un huevo y los gráficos me parecieron lo más de lo más.

Un chavalito convertido en monstruo por el pérfido del hechicero de turno que se rebela contra su creador al ver como mataba a su padre delante de sus ojos. Tooooooooma. Y empecé a flipar. Junté todo el dinero que me dieron mis abuelos por las vacaciones y recién llegado de la Expo, me compré el juego. Coño, que difícil era y que cara de cabra tenía el protagonista. Pero me encantó. Tanto que pasaba las horas dándole al mandito y quedándome atrapado en el mismo sitio.

Esta mañana he visto varios vídeos y reconozco que me han entrado ganas de echar una partidita.


3 comentarios:

Osukaru dijo...

Un clasicazo, sin duda!. El Shadow of the Beast II también era tela de difícil... Aunque últimamente estoy pensando que los juegos de hoy en día, por un cúmulo de motivos, resultan más fáciles de jugar.

Ampersand dijo...

Qué recuerdos. Este juego en concreto no lo tenía, pero me lo dejó un amigo una temporada y sí, recuerdo que era tela de difícil.

Yota dijo...

Me ha encantado el post. que recuerdos. Este juego era chungo de cojones!