2010-11-14

Réquiem por Justicia



He de reconocer que desde hace mucho, mucho tiempo no tenía ni ganas ni tiempo de seguir ninguna serie de la editorial DC. Salvo la grapa de Batman que tengo arrumbada desde hace unos meses en la estantería, el UDC para mi es ese gran desconocido que sólo visito con alguna relectura y poco más. Paso de la Noche más Oscura y si se tercia me pillaré el tomo y me lo leeré como si de una miniserie se tratara. Y no es por ser snob ni mucho menos, es por desinterés y falta de opciones atractivas. Prefiero el sello Vértigo y alguna cosa puntual así como material antiguo como los Clásicos de Batman que saca Planeta de vez en cuando.

El otro día cayó en mis manos un tomo de la JLA. Réquiem por Justicia es la traducción libre de Cry for Justice, con James Robinson a los guiones y el espectacular lápiz de Mauro Cascioli. ¿Y qué me he encontrado? Una lectura pasable y con el lastre de los últimos eventos DC: la crudeza y el afán de “adultizar” un mundo de colores como es este de Superman y Batman. Resulta que por una cosa u otra, algunos superhéroes va por esos mundos de días “clamando por Justicia”. Congorilla, uno de tantos Starman, el atormentado Átomo, Green Lantern, Green Arrow, Shazam o Supergirl. Todos se juntan para hacer lo que no hace la JLA oficial: ir a por los malos antes de que ellos den el sofocón. Nada que no se ha visto como medio trillón de veces y que aquí funciona como punto de origen de la enésima encarnación de la Liga. Incluso repite némesis con un Prometeo que una vez más se queda en un antibatman de opereta.

Una historia que se lee sin problemas y que siguiendo la moda termina de forma abrupta y supuestamente dura. Un ejercicio de “madurez” que no aporta nada al mitología de la JLA y acaso supone una nueva oportunidad para personajes secundarios o prácticamente desconocidos que así tienen una entrada de lujo para la serie nueva de la JLA.

Quizás lo más interesante para mí en esta miniserie es el material adicional que incluye compuesto por una serie de artículos escritos por el propio Robinson plagados de amor y conocimiento del UDC. Amor que no se plasma luego en el resultado final de la obra que deriva a un espectáculo vacío y poco más.

Recomendable para incondicionales y lectores que se dejen atraer por un dibujo espléndido.

Si esto es de lo mejorcito que ofrece DC me bajo del tirón.

Pero… Da la casualidad y también me he leído el tomo de Batwoman…



4 comentarios:

Daniel dijo...

A mi me cuesta mucho engancharme a DC. Antes de Planeta no lo compraba y ahora, lo poco que compro no me termina de convencer. Lo último han sido los 6 tomos de Universo DC Superman; te aseguro que cuando acabé el sexto la otra noche pensé que había tirado el dinero a la basura, no paraba de pensar en la de cosas que me podía haber gastado los 16€ que vale cada tomo.

Tengo ganas (desde hace tiempo) de pillar el JLA de George Pérez porque el grupo en sí me gusta y Pérez es de mis artistas favoritos pero no me lanzo por miedo a que me decepcione igual...

En fin, será una mala racha mía, no sé.

Un saludo!!

Ternin dijo...

Planeta ha publicada grandes cosas. Desde sagas imprescindibles como GL Renacimiento, Crisis de Identidad, Crisis Infinita... Y muchas cosas más que puede pillar en varias ediciones. Te recomientos los Nuevos Titanes de Pérez y Wolvman, la JLA de Morrison...
Será cuestión de encontrar algo que te llame

Goku_Junior dijo...

Ya leí alguna critica de gente que lo había leído cuando salio en EEUU y lo has confirmado. Si es que encima de que hay poca cosa decente de DC (almenos que me llame) va planeta y lo edita a precio de oro como el tomo de Batwoman.

Cada vez que veo ese tomo y ojeo el ESPECTACULO visual que es me dan ganas de llevármelo a casa... y luego veo el precio.

¿Merece tanto la pena? ¿O mejor lo leo "por otros medios"?

Ternin dijo...

Hombre, por otros medios es gratis. Yo me he retratado porque es una relectura segura y el dibujo es espectacular. Ahora, no te va a cambiar la vida