2010-07-31

Vuelta a la infancia.



Anoche volví a mi infancia. Y fue de forma directa, como en eses pelis de ciencia ficción donde al prota le da un telele, sale un flash de luz y aparece en el pasado. Pues eso. Y la culpa la tiene una pequeña robot de nombre Arale.

Resulta que ayer estuvimos en la FNAC y como rito familiar toca comprar libros. Y a mi me dio por el manga. Cayeron el tomo 4 de Pluto, el 3 de Monster y el nº 1 de la edición Ultimate de Dr Slump.

Por si alguno no lo sabe soy catalán y me crié en los ochente viendo como nacía la telea autnómica catalana. Eso supuso cierto avance respecto a mis amigos y familiares anadaluces ya que yo viví Bola de Drac antes de su triunfo general y sobre todo disfruté con Dr Slump; personaje desconocido bajando de Tarragona.

¡Joer, como disfrutaba yo con la gente de la Vila del Pinguí! Y lo he vuelto a hacer como la primera vez leyendo este pedazo de manga del maestro Toriyama. Genial, caricaturesco, lleno de referencia, slapstick, picarón, inteligente, tierno... Una obra a tener en cuenta.

Que recuerdos, leche.


2010-07-30

Sólo queda que ponga la palabra "Fin"


El único y verdadero





Si pinchas aquí podrás ver el trailer de la peli de Thor. Supongo que no hace falta porque si entras en blogs como este estará al tanto de cositas como está. El pan y la sal del frikerío comiquero. Ahora, que sólo faltan los títulos de crédito para que cuenten la peli entera. Vale, que no es el Sexto Sentido y no vamos a descubrir América a estas altura pero es que lo cuentan todo de pé a pá. Pero bueno, ya estamos saciados hasta el trailer del Capi.

Que bien se lo están montando esta gente de la Marvel.

La animación de DC




Parece que en la blogosfera nos hemos puesto de acuerdo en comentar la peli de Batman: Under the Red Hood, de la factoría Warner Animación. Lo leo en UTCON y en el blog de Sergio Arán. Y casualmente tenía ganas de hablar de esta y de otras pequeñas joyas del UDC animado.

Si Marvel reina en la imagen real con su maquinaria de dos pelis por verano y pelotazos taquilleros de órdago. Warner se dedica a sacar productos animados de una calidad fuera de toda duda. Si ya hablé de Wonder Woman, esta historia de Batman recreando la poco valorada etapa de Winnick y todo lo que se montó con Jason Todd es de lo mejorcito que he visto en dibujos animados en mucho, mucho tiempo. Mejora el tebeo y plantea una trama tratada de forma impecable en todos los aspectos. Un must have superior a la destacable WW o a Green Lantern: Primer Vuelo (que tampoco está nada mal).

Y ahora toca All Star Superman: la adaptación de una gran obra que puede resultar otro juguetito ideal para aficionados a los tebeos.

Lo dicho, indispensable.

2010-07-28

Super Hero Squad




En estos días de vacaciones mi hija, la heredera del reino, ha descubierto a los Super Hero Squad en el canal Clan TV. .Y le encantan

¡Toommmaa!

2010-07-26

Coleccionable de Panini




Cuando creía que Panini había dejado en el cajón del olvido el tema de los coleccionables, leo en Marvelmanía que en septiembre tenemos a nuestra disposición una nueva colección: Márvel Héroes. Tomos a 10 euros con 200 páginas y un material (lo que he visto hasta ahora) que va desde lo prácticamente no reeditado como la II Guerra de las Armaduras hasta cosas que encuentras en tu librería sin mayor dificultad como el Capi de Byrne o los primeros números de JMS y Romita Jr ¿Que qué me parece?

Pues muy bien. La verdad es que yo picaré viendo el catálogo mostrado. Hay cosas que ya tengo en blanco y negro y que no me importa repetir y la guinda la pone el Spiderman de Miller. Una oportunidad pensada para neófitos pero que será aprovechada por los lectores de siempre.

2010-07-25

Los Muertos Vivientes: Tomo 9




Me he tirado meses con el tomo en mi casa y sin abrirlo. Y la razón es que el tomo anterior, me dejó con un mal cuerpo del copón. Punto y minipunto para Kirkman por hacérmelo pasar mal de cojones y con ganas de no seguir la serie nunca más. Un acierto como escritor al plantear un argumento duro y que llega a tocar al lector más bregado.

Pero bueno, este mediodía, después de comer me he pillado este tomito y lo he leído, al principio con afán masoquista, más tarde enganchado por las vueltas de tuerca que tiene el tebeo. Un nuevo gancho y ya me tiene entregado. No quiero destripar nada del argumento y sólo puedo recomendar esta serie encarecidamente ahora, sin pasar por el bombazo que va a ser la serie de televisión (visto el churritrailer de la ComicCon).

¡Qué pedazo de tebeo!

2010-07-21

Vacaciones



Uy, cómo está esto. Un post resacoso preorgasmo mundialista y un vacío de un par de semanas sin postear. Joer, como es el verano. Uno cree que va a tener más tiempo y... pasan los días sin que escriba nada. Y el caso es que mañana empiezan mis vacaciones de verano. Dos semanitas que nos van a llevar de viaje y estrenando coche. Así que como vengo me voy. Qué le vamos a hacer, el tiempo y los quehaceres son los que mandan.


Por cierto, vaya como estoy disfrutando con Pluto. Ahora que Planeta ha terminado de editar este manga me he pillado el tomo dos y tres y estoy disfrutando cosa mala.

Mañana nos vamos y sin ningún tebeo en la maleta. Una novela histórica de Cornwell e Ilión de Dan Simmons. Poco más.

Por cierto, qué ganas tengo de ver Origen, el presumible nuevo pelotazo de Chris Nolan

Nada, a ver si puedo postear en las vacaciones que tengo temas pendientes y poco tiempo.

2010-07-11

Mundial



Pues sí, yo tambien voy a hablar de lo único. ¡La final del mundial! Yo, un tipo que pasa tres kilos de la liga de fútbol pero cada cuatro años me da un telele y me apasiono por el mundial. Es cosa de toda la vida.

El primer mundial que recuerdo es de México 86, donde se acuñó el tema de la Furia Española y poco más. El mundial de Italia 90 lo viví en un camping comiendo helados Superchoc. El de los USA en el pueblo de mis padres y viendo como Tasotti le partía los morros a Luis Enrique. El de Francia 98, con los exámenes de primero de carrera. El de Corea 2002, con más exámenes y menos entusiasmo por los mismo. El de Alemania 2006 trabajando como un mono. Y este, este... Feliz, feliz por el equipo y por el momento que estoy viviendo. Resulta curioso como se pueden enlazar las vivencias de acuerdo a hechos determinados. Un mundial eres un niño, al otro un adolescente. En uno no tienes novia, en otro estás a punto de casarte y en el último tengo una criatura de 2 años.

Ah, o tempo o more.

Esta tarde gritaré, saltaré, y terminaré abrazado al paisano de al lado por el mero hecho de contemplar como unos señores excelentementes pagados juegan al balón representando algo tan castizo y políticamente incorrecto como es España.

Que os sea leve a quienes esteis deseando que esto termine.

2010-07-02

Lecturas: El gusto del cloro




El gusto del cloro es un tebeo alejado de mis lecturas habituales. Un álbum con una historia minimalista y con una estética años luz del género que más piso: el superheroico. Con esta premisa inicial, acogí la lectura de este tebeo con reticencia y la frente arrugada. Cosas de un paladar hecho, no se me vaya a molestar el sector gafapasta de los habituales al blog.

La historia es sencilla. Un joven tiene que tomar clases de natación por prescripción médica. Un coñazo ya que se ve minusvalorado y fuera de su ambiente. A partir de ahí, el autor, Bastien Vives relata una historia de flirteo acuático, amor con gorro de nadar, que se crea y se cría de miércoles ¿o era martes? A miércoles. Entre brazada y brazada nuestro protagonista conoce a una chica, consumada nadadora, que le va robando el pensamiento como quien no quiere la cosa. Una historia excelentemente contada (excelente el momento en que pasan varias sesiones y la chica no aparece) y con un final más o menos abierto. Como la vida misma.

El dibujo me sorprendió por su trazo sencillo pero muy expresivo. Reconozco que no termino de comulgar con estilos de dibujo que se salen de lo acostumbrado. Qué queréis que os diga, pero no me desagradó. Pero vamos, entre nosotros y sin que nos escuche nadie: Es un cómic bueno, muy bueno, por el simple hecho de hacerte reflexionar y ser como una flecha que acierta en la diana. Un ejemplo de cómo contarnos algo. Pero... pelín pretencioso me pareció todo. Me gustaría explicaros detalladamente lo que he escrito pero lo que es una simple anécdota, algo que le puede pasar a cualquiera se convierte en páginas y páginas de flirteo natatorio. Quizás es cosa mía y estoy bajando del pedestal a una master piece del mundo comiquero...

Ahora, recomendable al máximo para paladares más acostumbrados y para quienes disfruten del vouyerismo de los amores ajenos.


2010-07-01

Lecturas: 1985



Mark Millar, sumo sacerdote del comomolismo y capaz de tener ideas muy interesantes y de una simpleza casi genial, escribió este tebeo pensando en aquella legión de lectores talluditos que “mamaron” de la teta de la Marvel ochentena.

Imaginad una localidad americana. Una de esas que salen en los telefilmes de A3 a las tres y media pero después de pegarse un hartón de leer novelas de Stephen King. Un poco de Castle Rock en ambientación y personajes. Pura originalidad Millar que tantos éxitos le ha dado... Continúo: En esa localidad vive un chavalito que vive con mal cuerpo porque tiene a los padres separados y sólo encuentra consuelo leyendo tebeos de la Marvel. Hasta que un día se da cuenta que los villanos de los tebeos viven en una casa a las afueras del pueblo...

Esta premisa le sirve a Mark Millar, con dibujos de Tommy Lee Edwards, para cvontar una fábula que resulta mejor resuelta de lo que me esperaba. Un tebeo que se lee en un suspiro (son 6 números), una trama previsible resolución pero satisfactoria. Con una parte gráfica resultona y trabajada, alejada del experimento fotonovela que se pretendía cuando nació el proyecto. Mark Millar, acertadamente en mi opinión, no sólo maneja con soltura los tiempos narrativos sino que convierte lo que puede ser un comic cualquiera de superhéroes-en-tierra-real en un verdadero campo de batalla entre los pobres humanos y los supervillanos Marvel de toda la vida. Tipos como el Hombre de Arena o Electro matan sin remordimientos y de forma salvaje e impune. Un detalle violento y sórdido que sobrecoge por su coherencia.

Un buen tebeo, qué demonios.