2011-02-12

Lectura agradecida



En estos días de ausencia bloguera me ha dado por recuperar la lectura de una serie que, por intrascendente, es de las más divertidas que me he metido entre pecho y espalda recientemente: El Increíble Hércules.

La he ido leyendo a salto de mata durante mucho tiempo: ahora un tomo dentro de un año otro, y así poco a poco me he encontrado un tebeo que recupera a un eterno secunadario y lo convierte en un protagonista con su propia cohorte de personajes y su trama personal, intransferible y muy interesante.

Y esto con un cruce con Invasión Secreta, Reinado Oscuro y lo que se tercie. Una serie que parte de otro evento como World War Hulk y que adquiere personalidad propia número a número. Bebe de otros experimentos como obras muchos más pretenciosas como Greek Street al meter en el "mundo real" a la mitología griega, todo esto dentro del Universo Marvel donde se salvan todas las distancias y todo adquiere un tono de divertimento muy alejado de las ínfulas literarias de otras propuestas comiqueras. A mi me ha valido con unas aventuras bien trabajadas, con unos dibujos de nivel medio y ganas de seguir sabiendo de este Hércules, bravucón, mujeriego y en cierta forma entrañable.

Muy desapercibida está pasando esta serie que ya ha finalizado para renacer en los USA y que yo llevo disfrutado hasta el tercer tomo español. Un gustazo y un bravo por sus guinistas Greg Pak y Fred Van Lente.

1 comentario:

Jaime Sirvent dijo...

Totalmente de acuerdo, Hércules me parece una serie entretenida, imaginativa y sin pretensiones de trascendencia, echo de menos más series así en la actualidad, saludos.