2011-09-14

Action Comics 1: ¡Otra vez!




El reboot de DC ha supuesto un relativo éxito para esta editorial. Relativo porque pese a que algunos de sus primeros números de las 52 colecciones que lanzan son ediciones con tirada agotada, los números ni llegan a otras cifras de años anteriores. Eso es demagogia aquí y en Pekín, pero bueno. Cada uno vendo como quiere y es el lector el que debe decidir. Así que hablemos de tebeos.

Action Comics. Una cabecera mítica en el sentido histórico. Estamos hablando de Superman, señores, y de una serie que ha sido renumerada por verbigracia del afán de vender. Número 1 y Grant Morrison y Rags Morales a los mandos. Equipo ganador ya que Morrison es de los pocos autores en DC capaces de ofrecer algo más allá de la mediocridad imperante y Morales subió a los cielos con la, ahora fuera de continuidad, Crisis de Identidad. 

Ahora Superman es Peter Parker, digo Clark Kent, un chavalito que si viviera en España estaría en la Puerta del Solo como el que más, pero que como vive en Metropolis se pone su camiseta, sus vaqueritos y se lanza al ruedo en busca de los malvados patrones que se dedican a explotar a los trabajadores. La policía le persigue en un "novedoso" retruécano narrativo al falso culpable como si de un Spiderman de toda la vida se tratara. Rostro lampìño y pizpireto de Superman y a tomar por culo todo lo anterior. Empazamos de cero y ríete tú del Quesadazo. Ala, a tragar con ruedas de molino. Apenas conoce a Lois Lane y Jimmy Olsen si no es carajote lo dibuja Morales como tal. Lex Luthor hace el mismo, mismo papel que le dio Mark Millar en la infravalorada Superman: Rojo.

Ultimates en el mundo de Superman y no veo a Morrison, no lo veo por ningún sitio. Morales en su línea. Pero la historia es innecesaria. ¿Hace falta ver esto otra vez?





2 comentarios:

Kei dijo...

Wau, Ternin, cuanto tiempo. Recuerdo tus Historias de un marvelita (yo antes tenía El burro de Merlin). Te agrego en mi actual blog, que le estoy dando otro enfoque.

Ternin dijo...

Pues aquí estamos todavía dando guerra. Un saludo y nos leemos.