2011-09-15

El Sueño del Fevre: Vampiros como los de antes



George R. Martin en una novela de vampiros... ¡Me la llevo!

El Sueño del Fevre es uno de los mejores vapores que surcan el Mississipi a mediados del siglo XIX. El orgullo de Abner Marsh, su capitán. Una belleza sureña llena de misterios, sangre y un viaje al arquetipo de vampiro más clásico.

El Sueño del Fevre es una historia contada de forma directa, sencilla y amena. Algo que parece no valorarse hoy día pero que se agradece cuando uno busca algo entretenido para antes de dormir. No tiene el desarrollo de personajes que ha encumbrado a Martin a los altares de la popularidad literaria ni el empaque de sus situaciones pero se salva de la media por ofrecer un relato clásico de acción y terror en una época y un lugar fascinantes: Los Estados Sureños anteriores a la Guerra de la Secesión. Hay que recordar que la novela no es reciente, sino de 1982 y el estilo de Martin se ha depurado con los años.

¿Y lo vampiros? Sanguinarios, crueles, nihilistas, perdedores, idealistas, polvorientos... Más cercanos a Rice y a años de las crepusculocas con un toque de animal de presa que tan gustosamente supo apreciar John Carpenter en su clásico "Vampiros".

Os dejo la sinopsis por si os muerde (juas juas) la curiosidad:

Un cautivador canto a la amistad.

El vapor más majestuoso del Misisipi surca un río de sangre...

En 1857, la cuenca del Misisipi bulle de actividad: los vapores señorean sus aguas en feroz competencia. Cuando Joshua York le ofrece sacar a flote su naviera a cambio de unas pocas condiciones, sencillas aunque misteriosas, el capitán Marsh ve realizado su sueño: ser el patrón del vapor más rápido del río. Pero los sueños de ambos se verán infiltrados por una pesadilla que anegará de sangre los fondeaderos.

Para su segunda novela en solitario, Martin eligió el Misisipi de Mark Twain como escenario histórico de la que ha llegado a consagrarse como una de las novelas de vampiros más celebradas de todos los tiempos. Una atmósfera sobrecogedora construida con maestría, la recreación impecable del marco histórico y un tratamiento del monstruo cercano a la ciencia ficción que remite al mismísimo Stoker han convertido Sueño del Fevre en otra novela de referencia de un escritor tan rotundo como polivalente.



1 comentario:

Angel Frias dijo...

Hola Ternin,

Pues la verdad, no tiene mala pinta... a ver si lo pillo y le "hinco el diente".

Un saludete