2011-12-06

Conan de cartón piedra en 3D


¡En 3D por Crooomm!



Si os esciribe un fan fatal de la peli de Conan de 1982, un fan rendido por la obra de Robert E. Howard, un seguidor de esa veta rica y trufada de imaginación que es el Universo de Hyboria, se puede intuir que tenía unas ganas tremendas de ver una versión "siglo XXI" de las aventuras de Conan, el Cimmerio.

La cosa ya pintaba mal cuando el proyecto dio bandazos de una productora a otra y de un escribano a otro. Problemas de dinero, rodajes en lavaderos de dinero negro: mil manos metidas en una peli alejada ya de la confianza de las majors y llena de miradas de mosqueo por parte del fandom que es, al final, el que se deja la pasta en estas cosas. El caso es que tenemos esta Conan 3D y esto es lo que hay, pero ¿Qué hay?

Nada bueno, amigos, nada bueno.

Y es que las comparaciones son odiosas y aquí tenemos para repartir: la obra literaria, las adaptaciones al comic, la peli anterior y lo más difícil, el Conan que todos tenemos en mente. Algunos lo tiene personificado en el tito Arnold, otros en el espigados y nervudo de Windsor-Smith, el impresionante continente de John Buscema... El caso es que Jason Momoa (el Khal Drogo de La Canción de Hielo y Fuego) no hace olvidar ninguna de estas.

Pero vayamos por partes:


La inevitable chica a rescatar


Conan el Bárbaro comienza en su versión española con una descafeinada voz en off que sodomiza a ese impresionante Sabe, oh príncipe, de la versión 1982 y nos relata una chusca historia de máscaras demoniacas, el anillo único que se pierde y los bárbaros del norte que esconden los pedazos de la máscara en vez de tirarlos a tomar por culo. Total que después de esta innecesaria historia conocemos a Conan que nace en un mal momento ya que su madre está luchando en una batalla cuando se pone de parto. Corin, su padre, le hace a su mujer una cesárea de urgencia y la criaturilla nace ¡En el campo de batalla! ¡Toma épica!

Conan, crece como un niño espabilao y diestro en el arte de desnucar indios mohicanos con voz de orco (de gente de esta andamos sobrados en la peli) hasta que el malvado y maligno, y malérrimo señor oscuro de Mordor, digo el malo de la peli y su niña la bruja llegan a la aldea guiados por el GPS de la guía Campsa y arrasan el pueblo. Papi Conan muere y el niño Conan jura venganza ¡Venganza!


¡A matar!


Los años pasan y Conan crece lozano y vengativo. La venganza ciega sus actos y tan ciego vive que no se entera de que el malvado y maligno asesino que mató a su padre y arrasó su aldea de serie B es el rey del lugar. ¡Ajeno a la política de los hombres!

Casi por casualidad encuentra a su objetivo y urde un plan que necesita de la mano de media docena de guionistas para llevarlo a cabo. Matar al maligno malvado. ¿Y qué ha estado haciendo este ser abyecto desde entonces?



Saldo de maquillaje orco sabiamente usado


Malignidades, claro está. Bueno eso y criar a su hija la bruja. Juntos han reunido los pedazos de la máscara de la muerte ( o lo que sea) y ahora necesitan la sangre pura de una chica a ser posible buenorra para... para... ¡Para dominar el mundo y resucitar a la esposa muerta del malo maligno!



La perfecta ambientación de una mazmorra de D&D


Previsiblemente Conan rescata a la pura sangre buenorra y comienza la diversión. No quiero destripar más la peli para no poner en evidencia a nadie, pero este despropósito incluye diálogos chanantes, zombies de arena, un barco de batalla que recorre el monte y no sirve absolutamente para nada (seguro que se construyó en otra versión del guión y les dio pereza tirarlo), más diálogos absurdos, un polvete Conan/tía buena en absoluto silencio y un climax de los más cutre donde la muerte de los malos se suceden de forma imbécil y todo parece indicar que en la mesa de montaje fumaron la misma mierda que en el plató.



Ron Perlman después de conocer a Supernanny


Educación cimmeria de primer nivel


El caso es que la película falla, es mala y sobre todo emplea el nombre de Conan en un producto que no pasa de telefilme directo a la sección chunga de peliyonkis junto con las pelis rumanas de Seagal y similares. Señores, que Conan es otra cosa. Y eso lo entendió Oliver Stone en su guión de la de 1982. Stone quizás no captara la imagen, la astucia norteña del Conan de Howard pero sí reflejo un Universo nihilista, salvaje y violento de la versión de Millius. Aquí Conan floretea con su mandoble de goma y declama unas frases vacías con mirada supuestamente torva. Y aquí torvo no hay nada. Stephen Lang se merecía un personaje mejor construido para su físico, Momoa el pobre, hace lo que puede y el resto de actores pasean por la cinta con cara de picarle mucho el atrezzo cutre de sus vestiduras.

Conan el Bárbaro es un insulto y una ofensa para una obra que ha sido referencia para un género que ha sobrevivido y crecido durante casi un siglo. No se merece esto. Localizaciones inventadas, ausencia total de las deidades Hyborias... Un despropósito. Conan aquí es un adventurer de saldo muy justito de barbarie y muy largo de buenos sentimientos.




Siempre quedarán Ernie y Arnie


Dentro de otros veinte años, será.

5 comentarios:

Osukaru dijo...

A mi ya me dejo mosqueado, cuando en reportajes y entrevistas salía el Momoa diciendo que no había visto la peli del "Chuache"... Si no ha visto la peli de cómics ni hablamos... De hecho parece que nadie de los que han trabajado en la peli han visto una pagina.

Anónimo dijo...

Coincido en que la peli no tiene pies ni cabeza; pero Momoa no me desentona. Ahora, como dices tú, lo de la hija bruja, el padre de la bruaja supervillano que todos sabíamos dónde estaba y a qué se dedicaba, la idea absurda de las caretas, los muñecos de arena que, como dices, les sobró a los de la momia y la virgen... tanto tiempo virgen para qué... Que les molestaba dejarla estar

Ternin dijo...

Físicamente Momoa cumple pero es imposible saber si este chico saba actuar o no porque no tiene ni una maldita línea de diálogo que sirva para mostrarnos cómo es su Conan. El resto de la peli, pasará a los anales de lo cutre

Fran G Lara dijo...

Oiga, de verdad que "fan fatal de la peli de Conan de 1982" y "fan rendido por la obra de Robert E. Howard" en la misma frase no me cuadra.

Ternin dijo...

Si cuadra cuando se diferencia entre cine y literatura.