2012-01-11

Hijos de los hombres



Empieza uno el año con muchos propósitos y uno de ellos es ver películas en condiciones para garantizar que uno no pierde el poco tiempo que se tiene con mierdas de esas que no son ni divertidos. Decir que he empezado el año viendo Scream 4, así que de lo dicho ná de ná.

Pero esa es otra historia y hoy me gustaría pasar por mi casi ruinoso blog para comentar una películo de esas que en el listado de buenas películas tiene que estar de las primeritas: Hijos de los Hombres.

Estrenada hace uno añitos, ha pasado desapercibida para la gran masa espectadora. Que sí, que es de culto y que es muy valorada en algunos círculos... Para mí está en el top ten de las mejores pelis de ciencia ficción desde los primeros minutos de visionado.

Hijos de los Hombres comienza con la premisa más jodidamente desesperanzadora que te puedes encontrar. En el año 2027 muere la persona más joven del planeta. ¿La más joven? Sí. Desde el 2009 no se ha producido ningún nacimiento en la tierra. Así, sin más. Ni aliens, ni robots, ni el mismísimo satanás... No más nacimientos. No más risas de niños, no más ilusión. El concepto de herencia, de legado, se pierde en un sociedad vacía y consciente de que tras su paso por la tierra no habrá nada más. Ríete tú de los zombis. Este premisa sí que da miedo.

Alfono Cuarón pinta el cuadro con los grises y el barro de un panorama donde Theo (un Clive Owen inmenso) se ve empujado a un viaje donde debe custodiar la que puede ser la única esperanza para la humanidad.

Lo que podría desembocar fácilmente en una bukkake de tiros y explosiones (horrorícense ante Babylon A.D.) se convierte en una obra maestra de lo cotidiano, lo real, lo plausible. En Hijos de los Hombres todo transcurre con el factor sorpresa a flor de piel. Los personajes actúan como deben y les ocurren cosas sin que la maquinaria narrativa chirríe. Esta peli tiene escenas, secuencias antológicas que van más allás de la ya famosa toma de veinte minutos cámara en mano (que es brutal). Hay momentos de auténtico pellizo, señoras y señores.




La he recomendado hasta la pesadez. Pero es una de esas pelis que debería verse por lo menos una vez en la vida. Reivindicable porque va más allá de un género que solo se usa como vehículo para contar una historia.

Obra maestra, de verdad.

9 comentarios:

Paco Hernández dijo...

Totalmente de acuerdo contigo y RECALCAR esa brutal escena de más de 10 minutos seguidos en UN ÚNICO PLANO!! increíble...

El autor dijo...

Hablábamos hace unos días de películas infravaloradas y este es un buen ejemplo de ellas, está también en mi top 10 y no me canso de recomendarla.

Poemico dijo...

Alfonso cuaron debe llevarse mucho mérito por esta pelicula, si me hubieran cerrado el final sin la aparición espoeranzadora de ese barco (la tardanza en aparecer yo lo relaciono más con un deseo del director de acabarla asi, mas que de un simple efecto de supense), hubieramos tenido un final desgarrador mas propio de las series de ciencia ficción de Alfonso Font o Carlos Gimenez y compañia. Por lo demas como digo toda esa plaudibilidad y falta de heroismo del heroe (que más que nada acompaña a la historia y le debe más a la suerte que a la osadia el llegar al final de la misma), se lo debemos mucho al director y es una pena que se prodigue tan poco este hombre.

Ternin dijo...

La verdad es que tienes razón, Poemico. El final hubiera quedado incluso mejor sin el barco. Me pareció una concesión happy ending que no casa con el tono de la película.

Merrick dijo...

Es que no es sólo una escena de 20 minutos, si no recuerdo mal prácticamente toda la película estaba grabada en largas secuencias monoplano.

Que no es lo más importante, porque toda la película desprende genio y arte. Perfecta.

Sebas Cepe dijo...

Mi primera película en bluray y por algo lo es. Pocas películas como esta me han emocionado tanto. Como bien dices es una película que hay que ver por lo menos una vez en la vida.

¿Habría sido distinta si el barco no hubiera aparecido y se hubiera dejado al aire? muchísimo, para mi le da el toque esperanzador que se merecen los personajes después de todo por lo que pasan.

Ternin dijo...

Quizás sea así, Sebas, pero la película respira tal verosimilitud que no deja de ser un respiro, un último atisbo amable para una pesadilla futurista.

lokodatar dijo...

Buena ciertamente

Beetle dijo...

La escena en la que aparece la foto que ilustra la entrada es sobrecogedora, me emociona recordarla.

Y no olvidemos el sonido de fondo en los créditos finales. Muy significativo.