2012-02-18

Perseguido.




Resulta curioso revisionar esta película con cierta ilusión y salir torpedeado ante semejante boñiga que en sus momentos adoré con todo mi corazón de preadolescente ochentero. Porque, señores, en su momento Perseguido de Schwarzenegger molaba un huevo y la yema del otro.

Perseguido o The Running Men en los USA está licenciosamente basado en una novela de Richard Bachman, pseudónimo de antisaturación de nuestro adorado escritor de Maine: Stephen King. Digo lo de libremente, porque si la premisa es más o menos similar, el desarrollo de la historia y del personaje principal, Ben Richards van cada uno por su lado y si te he visto no me acuerdo.

Alejándome de la novela (recomendable, por cierto), Perseguido es un film de los ochenta. De los ochenta en su máxima expresión. Lo tiene todo, todo lo que marcó el género de acción en esos años. Es brutal ver esta peli con los ojos del siglo XXI y comparlo con esos años Reagan total. Estamos en la época de la épica muscular. Nuestros héroes brillan con el aceite de sus biceps lustrosos por el esfuerzo desnucando enemigos y soltando frases lapidarias ¡qué digo lapidarias, sentencias!




¿Te enteras? Vamos a por tiiií



Perseguido nos cuenta el cruento avatar de Ben Richards, un ciudadano ejemplar del futuro. Hace lo que le mandan, se ejercita en el gimnasio pero un día que le coge tonto, no quiere aniquilar a unos manifestantes ochenteros que claman por sus derechos desposeídos. The past is now, y si no pregúntenle a los amigos indignados. Total, que este hombre, esta roca, al que no le ha salido de las pelotas cumplir como un genocida obediente, le montan una conspiración en los medios que te cagas y lo convierten en el enemigo público number one. ¿Y quién le pone en la palestra? El Sistema ochentero, aquí personificado por el malvadísimo Killian, el presentador y artífice de "El Corredor": el programa de televisión, el soma, que tiene agilipollada a toda la población de los USA de ese ya cercano año 2019.


Camel, camel toeee


Richards, acompañado por una María Conchita Alonso muy preocupada porque no se le noten los pezones en ese mono amarillo que les obligan a llevar en el concurso, ¡ah! y varios concursantes más que son carne de cañón, son obligados a luchar/correr por sus vidas en un circuito postindustrial, perseguidos por unos cazadores/villanos que ríete tú de los Merodeadores de los X Men de Claremont.

Pero, pronto, Richards se huele el percal, y se propone dar la vuelta al concurso. El corredor, el perseguido, la presa dócil y presta a servir su sangre en bandeja, se revuelve brusca y enseña los dientes. The Running Man se cabrea y entonces, se caga la perra.




Sabuesos con lucecitas


Si no teníamos suficiente con este cóctel de testosterona, nos meten con calzador una subtrama "rebeldes ochenteros" contra el Sistema que incluye en el mismo pack una base secreta en el corazón del mismo plató industrial, un caudillo vejete que no sé qué coño estaba esperando para petarlo todo y un grupillo de rebeldes con boína a lo Ché Guevara que en esos momentos vestían mucho.

Años Ochenta, señores. Trama cero, personajes planos, mucho sudor, mucha sangre y poco seso. Aquello que ahora se alaba, se busca, se pretende renacer, debería ser matizado después del visionado de cositas como esta. Hace daño, ver los recuerdos sodimizados por unas frasecitas y unas poses que han envejecido tanto. Se disfruta como aquellas fotos donde uno sale de pequeño con la raya al lado y el chándal lleno de rodilleras y coderas. Color desvaído y mitificación de un cine que gracias a Dios hemos superado.




¡Con estos no puede Arnold!



Miscelánea:

Tipos como Chritopher Reeve o Dolph Lundgren optaron por el papel.

El director es Paul Michael Glaser, el moreno de Starsky y Hutch

El guionista es el infame guionista Steven D. Souza pergeñador de la peli de Streer Fighter

Os dejo con el trailer parque que podáis catar el género:



8 comentarios:

Tarambana dijo...

Vaya clásico que nos traes hoy!
El problema es que yo la vi por primera vez siendo ya postadolescente (por poco) así que, a pesar de mis ganas de disfrutar con una peli de Schwarzenegger de los viejos tiempos, con acción a raudales y argumento regulero (como mucho), ya en su momento me pareció un truñete de película.

Pero me ha gustado mucho la entrada. De hecho me han entrado ganas de ver la peli otra vez, solo por curiosidad (que la vi hace ya tiempo). :D

Int dijo...

Me parece un poco tramposo el calificar a Seven E. De Souza de nefasto apoyándote en "Street Fighter" -esta sí, una película muy mediocre-. En el currículum del señor De Souza encontramos títulos como "Límite: 48 horas", "Commando" o "Jungla de cristal" y su primera secuela. O sea, que, en mi opinión, tiene su (buena) fama bien merecida.

Un saludo.

antonio santos dijo...

Qué birria de película pero qué magnífica novela. Ésa sí que merece un remake en condiciones.

Ternin dijo...

Tarambana: Muchas gracias.
Int: El señor Souza como guionista tiene en su haber varios truñacos ochenteros como: El Gran Halcón, cosa que le hace mereceder de un escupitaje de desprecio ante ese pastiche por otra lado, se merece un abracito condescendiente por su Jungla de Cristal para luego pegarle una patada en los huevos por fusilarse a sí mismo en su segunda parte. Pero bueno, tampoco vamos a discutir por este señor.

Antonio Santos: El Fugitivo es una de las grandes tapadas de King. Escrita en tiempo record y muy pareja en calida a su otro hit oculto: La Larga Marcha.

Juls dijo...

Una pequeñísima corrección: La peli no ha envejecido, la peli sigue igual que siempre. El que has envejecido eres tú.

Es una frase bastante habitual entre blogueros cinéfalos que encuentro bastante irritante. Con todos mis respetos, of course.

¿Ha envejecido el personaje de Carlomagno por el simple hecho de ser de otra época?

¿Ha envejecido La rendición de Breda de Velázquez porque ahora se puede pintar en digital?

¿Ha envejecido la Ilíada porque no ha tenido nunca una tercera temporada?

Ternin dijo...

Tienes toda la razón, y creo que de forma implícita lo reconozco en el post. Esta peli me encantaba de pequeño, y coincido contigo con que existen obras que influyen o no dependiendo de la edad en la que se disfrutan. Gracias por la corrección.

La gata con gafas dijo...

Pues yo lei la novela después de haber disfrutado la peli (11 añitos contaba), y no encontré ningun punto en comun en ellas. Vamos, que me enteré bastante después de que era la novela era la fuente, para mi sorpresa...
La mejor novela de King es Rabia, tambien con Richard Bachman, que me impresiono como adolescente en ebullición, aunque miedo me da revisarla...

Yota dijo...

Yo vi la película de nuevo en enero de 2007 y no me disgustó en absoluto, mala como la mayoría de cosas del chuache ochentero pero muy divertida.

Eso si, hace tres años me lei el libro y flipé porque aparte del nombre del prota y de que era un programa de la tele, nada que ver. El final del libro por cierto, premonitorio donde los haya.