2012-07-22

Punisher Max: Frank



Después de un arranca a medio gas con su arco "Kingpin", Jason Aaron, escriba de turno completo en Marvel, se saca un tercer episodio de su periplo en este Punisher del sello Max, de los de quitarse el sombrero.

La sombra de Garth Ennis es tan alargada que los primeros compases de Aaron en la serie estuvieron lastrados por un intento, fallido por otro lado, de emular los excesos de Ennis en su paso anterior por la serie. Pero es en "Frank" donde la concepción del vigilante imaginada por Aaron cobra sentido y definición.
En cinco números, mas duros que cualquier combate que hayamos presenciado, Aaron desnuda a Frank Castle y lo pone frente al espejo.
Justiciero, vengador, asesino, psicópata... Punisher es un desgraciado, un muerto viviente que no sabe vivir sino es con la sangre chorreándole codos abajo. Es así, lo sabemos, disfrutamos leyendo estos tebeos plagados de ejecuciones sumarias y masacres. Pero nunca así, nunca mostrado con tanta humanidad descarnada.
Es en Vértigo de Marvel, se contempla el nacimiento y origen más descarnado de uno de sus personajes más populares. Y no te va a gustar.

Steve Dillon sigue en su línea, con una de esas series que le pegan. Sin estridencias ni virtuosismos visuales. A su ritmo y sin desentonar.

Esto tiene un mal final, Frank. No se puede vivir con tanto veneno dentro.