2012-09-14

Stake Land









Después de meterme entre pecho y espalda auténticos desprópositos de presupuestos increíbles como "Battleship", se agradece en el alma enfrentarme a una peli como Stake Land.

Western postapocalíptico que usa el vampirimos como empuje para ofrecer un film de huída, tristezas y situaciones límite que se ve de un tirón y deja con un buen sabor de boca.

Parece ser que hay una epidemia zombie, digo vampírica y los USA se han ido a tomar por saco. Carreteras secundarias desiertas, hermandades sectarias y chungas, caos, música triste, estética country y un tipo más duro que un nervio: Mister. Un cazador de vampiros que va hacia el norte con la esperanza de encontrar New Eden: el úlitmo reducto de la civilización; o eso se dice. En su camino se encuentra con un chavalito al que ha salvado de la matanza de su familia, una monja (Kelly McGillis super viejuna, con lo que me ponía su lavoteo en Último Testigo), una embarazada y un marine... A partir de ahí ya os podéis imaginar el percal.

Lo mejor es la coherencia de la historia, el sentimiento opresivo que refleja, al estilo de La Carretera, la fotografía naturalista y conscientemente fría, unos actores no conocidos que se esfuerzan por hacerlo bien y unas escenas de acción que usa al vampiro juguetón, estúpido y salvaje que implantó Del Toro con Blade II

Una peli recomendable y muy por encima de otros productos, que no escapa de los clichés del género. Una road movie simpaticona que merece un visionado.

4 comentarios:

Paco Hernández dijo...

pues la tengo justo para ver hoy mismo, a ver que tal, pero por lo que dices me voy a preparar bien con palomitas y demás :)

León dijo...

Ya he oido hablar de ella en muchos sitios, y en todos la poneis bastante bien, así que esta cae fijo
Un saludo

Shilmulo dijo...

Por lo que parece merece la pena dedicar tiempo a verla, así que habra que hacerlo. Gracias por la recomendación.

Ternin dijo...

Espero que la disfrutéis tanto como yo, o más.