2012-12-22

Journey to 90´s



He comentado en alguna ocasión que para mí, los noventa en los cómics prácticamente no existieron. Leí comics, sí, pero casi siempre fueron números antiguos, mucha Patrulla X de Claremont o los Excalibur de Alan Davis. Estaba en otras cosas, y me perdí casi todo. 

Volví a los tebeos en la década siguiente y me encontré con la época maldita: los noventa. Joder, que raro. Si yo flipaba con algunas de las portadas que veía de reojo en los kioscos, o con la serie de dibujos de los X-Men que echaban por Telecinco...

Para mí, eso supuso un acicate, un interés por conocer esa etapa maldita: ¿Tan malos eran esos cómics de Marvel que se vendían por millones? ¿Mierda con portadas de colorines? ¿Especulación? En tertulias comiqueras se suelen dar bastantes teorías, lo que es casi un elemento común es que se denostan esos comics, esos  guionistas, esos dibujantes... Mierda, mierda mierda.

Pero, ¿quién compraba estos tebeos? y, ¿alguién los disfrutaba?

Algo de esa época cayó después: Masacre de Casey y McGuinnes que no me divirtió todo lo que se suponía, el Capi de Waid o -ya a finales de los noventa- con todo el Héroes Return...

Pero no me había metido a fondo en el fango, en el lodazal donde hocicaban los Liefeld de turno.

Pues toma tomazo:

La Canción del Verdugo. Toma crossover. Toma dos tazas del mejor arroz, de la mejor sopa noventera...

Leído en su momento, La Canción del Verdugo tuvo que petarlo. Ahora lo negaran, pero eso, en su contexto, debió molar cojón y medio. Todas las series mutantes mezcladas con los dibujantes saturados de Jim Lee. "Action Raw" de la buena... ¡Qué el argumento no pare la montaña rusa!

Discordia, Mr Siniestro, Apocalipsis...

La Patrulla X, X Force, Factor X...

Cíclope y Jean Grey...

Charles Xavier infectado por un virus de los chungos...

Leído el tomo no encuentro lógica a muchas de las premisas, los personajes están acartonados, los diálogos pretenden ser ágiles pero todo se pierde en un potaje que se lee a base de golpes de efecto que en su momento tuvieron impacto pero que ahora se leen con cierto desprecio.

¿Escarmentado? He de reconocer que lo esperaba peor. La compra del tomo ha valido la pena como una lectura que no es más mala que alguna de las grapas actuales. No es material clásico, ¡joder, no! pero por un momento me hubiera gustado vivirlo en el 93, cuando salió en España. Quizás, otro gallo cantaría.




Y otra. Tres tomos Marvel Gold. Año 93, otra vez. Franquicia Vengadora. Megacrossover de varias series de la órbita vengadora: Thor, Capitán América, Iron Man, Wonderman, Quasar, Vengadores Costa Oesta... 

La Guerra Shiar/Kree con la tierra como punto clave por no sé qué portales...

Entretenido ejercico editorial, divertido, se deja leer... No es espectacular, no deja huella, pero es una historia que ha pasado un tanto desapercibida históricamente y a mi me ha divertido bastante.

Ahora, tuvo que ser un coñazo tragarse tanta grapa para hilvanar la historia. Luego nos quejamos con los eventos actuales, macho.