2012-10-14

The Raid: Puños y piñas.



The Raid o Redada Asesina, como han querido nombrarla por estas tierras de Dios, es una peli del año pasado que se ha erigido como un referente de las pelis de artes marciales de la última década. ¿Mola tanto?
A mi sí, desde luego.
Película indonesa que lo ha petado en varios festivales, tiene la historia más sencilla que uno se puede echar a la cara: unos policías entran en un edificio para detener a un capo de la droga y demás manejo de sustancias insanas. El edificio está plagada de malas personas, muy canijas pero con conocimientos de artes marciales de cinturón amarillo/naranja por lo menos que le pondrán la jornada laboral muy difícil a los señores policías.
Punto. Nada más salvo algún detallito entre puñetazo y puñetazo.
Técnicamente muy lograda, The Raid es un subidón de patadas, codazos, peleas gitanas en pasillos oscuros, puñaladas, tiros en la cabeza y miembros esconchados...

Rodilla vs Cara



Esta producción es un ensalada de coreografías hipervitaminadas. Aquí lo da todo desde los protagonistas hasta el último esbirro birrioso que muere a la primera de cambio. Es un Final Fight, un Renegade y un Doble Dragón en imagen real. Coño, hasta tiene un Final Boss que es más duro que  ver Lo Imposible sin derramar una lagrimita.

Recomendable, disfrutable para los amantes del cine de acción y artes marciales. Sin pretensiones, eso sí.