2013-10-30

Furia: Mis guerras perdidas.




En el tercer arco argumental de la serie MAX: Punisher, Garth Ennis nos presentó su particular versión de Nick Furia en este remedo de Universo "realista" del cosmos marvelita. Un Nick Furia crepuscular, desencantado, putero y con la capacidad para quitarse la correa, literalmente, y darle lo suyo a un general traviesillo. Este Furia no fuma los puros, los masca con desgana.

En 2012, después de varias apariciones más y una miniserie, Nick Furia apareció en la línea MAX con serie propia. A los guiones, Ennis y al dibujo el croata Goran Parlov que ya dio muestras de su trabajo en la serie del Castigador.

Furia: Mis guerras perdidas es el primer arco, de dos, de una serie ya cancelada en los USA y que profundiza en un personaje que potencia sus características sin llegar a la caricatura. Ennis nos retrata las memorias tristes de un hombre que ha visto demasiado y ha matado aún más; y que se ha dado cuenta desde hace mucho que su bandera no siempre es la mejor opción.

No es el Furia comandante de Shield de la Marvel habitual. Es un agente de campo que sólo quiere estar en el campo de batalla porque no sabe hacer otra cosa. Un dinosaurio que envejece más lento y que ésto sólo le sirve para gruñir más y acumular más ácido en el estómago.

Mis guerras perdidas es un paseo por la "realidad" del preconflicto de Vietnam y el golpe de Estado en Cuba en los años cincuenta. No veremos superhéroes ni pasadas de rosca. Es el relato de cómo los USA se enfangaron en guerras "menores" con tal de no partirse la boca definitivamente con la Unión Soviética.





Un relato bélico que relata los entresijos políticos, las decisiones equivocadas, que llevan a la pérdida de vidas. Nick Furia y su contraputo "watsoniano", Hatherly; un militar ingenuo que va perdiendo sus creencias a ritmo de tiroteo y muerte absurda. Amén de un personaje femenino, un amor de Furia a lo largo de los años, que sirve de ancla a la historia.

En fin, una comic muy bien escrito, que deja un poso más sólido que otros del género y que pide un segundo tomo que, sale este mismo mes. Una buena opción dentro de la inmensa cantidad de novedades que abarrotan las estanterías.

4 comentarios:

Tarambana dijo...

Pues me han entrado ganas de leerlo. Me gusta ese viejo Furia, gruñón y siempre enfrascado en intrigas con cierto toque político. Lo tendré en cuenta.

Aunque, eso sí, mi Nick Furia favorito siempre será el de Lee y Kirby, que azuzaba a sus hombres llamándolos "haraganes" y que tenía aspecto de tipo duro con su mandíbula kirbyana. Era duro y cascarrabias, y sus aventuras eran épicas pero, en el fondo, muy inocentes. Era otro estilo, pero tenía su encanto.

Asterios Polyp dijo...

Sí que es un tebeo entretenidillo, buen forraje, aunque sus primeros tres números estén excesivamente inspirados por El americano impasible de Graham Greene.

Ternin dijo...

Tarambana: No te arrepentirás.
Asterios: Es cierta la referencia, que se camufla por el carisma del protagonista.

Asterios Polyp dijo...

Leído el segundo y último tomo de esta serie, y sólo cabe decir que es bastante mejor que el primero: entre otros aciertos, es una delicia leer como Ennis hace interactuar a Frank Castle con Furia antes de que el primero se convirtiese en el Castigador.Se nota que el irlandés tiene siente debilidad por el Punisher (además de por el personaje de Furia).