2014-08-31

Encargo.






Y recibes un encargo en el que tienes que tratar algo real. Sin más libertad que la de las licencias narrativas, constreñido por lo ocurrido, por hechos y personas que aún están vivas. Y asusta. Sucesos sórdidos, conocidos, que han marcado a la gente con actos y rostros.

2 comentarios:

Rafael Lindem dijo...

Periodismo. Aprovecha que aún están vivos.

Ternin dijo...

Documentación a tope. Es lo que toca. Y valor.