2014-09-06

Tomar el nombre del Pulp en vano (I)






Leo o leía frases como "el pulp está de moda" o "hay un nuevo relanzamiento del género". Es un mantra, una frase repetida que tiene visos de veracidad ahora que pequeñas y valientes editoriales están apostando por la Literatura de género en sus catálogos. Pero, el Pulp, el Weird... Lo empleamos con familiaridad, con ansias de etiquetar una forma de escribir y publicar que ya no existe.

Tipos como Lester Dent o Ralph Barby (por escoger un ejemplo vivo de esta concepción de la Literatura popular) no trabajaban como se trabaja ahora. El escritor pulp tenía una producción de trabajo brutal en comparación con la oferta de nuestros días. Novelas de a duro sí, pero que se escribían en cuestión de días. Días, señores. No meditaban el argumento meses y meses hasta que les daba por sentarse en la máquina de escribir. Las editoriales publicaban de acuerdo a un sistema que inundaba los kioskos de libros de bolsillo de lectura rápida. Vaqueros, fantasmas, espías, soldados, amores... Sí, amores. Porque se olvida el boom espectacular de la Literatura Romántica en los bolsilibros. Las editoriales se regían por los gustos del estudiante, el obrero o el oficinista que no tenía la cabeza metida en el Iphone, en una época donde la tele no era la tela y las novelas sacaban al lector del mundo gris y lo enviaban en cuestión de un párrafo al Salvaje Oeste o dónde fuera.

El Pulp es novela de confección barata y contenido estandarizado. ¿Se publicaron joyas literarias? No lo niego. Pero ese chaval que hacía la mili en la época quería que El Coyote venciera siempre y no la calidad de las metáforas empleadas. Era Literatura de Profesionales.

Ahora no es así. Ni las editoriales piden escritores de novela a semana ni el público las pide. No me engaño, no es así. Se intenta captar el espíritu, la idea mágica de un mundo lleno de aventuras y unos escritores que se partían los cuernos delante de la máquina para cubrir su otro trabajo. En estos tiempos de procrastinación las novelas se relatan palabra por palabra antes de escribirlas, los argumentos se sueñan durante años y se intenta conservar ese halo del tiempo que no volverá.

No, la Literatura Pulp no es sólo tomar referencias crepusculares y extrapolarlas a la actualidad.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola ! Recomiendo una novela trepidante del Oeste: ” TIEMPOS PERDIDOS “. Si os gustan las típicas novelas de pocas páginas ” pulp “, este libro os convencerá. Podéis leer la sinopsis y el primer capítulo en: http://bubok.es/libros/228290/TIEMPOS-PERDIDOS
Gracias y saludos.