2014-10-16

De portadas y proyectos




Pues sí. Ahí está, que parece recién sacada de una pared de videoclub. Laguna Negra, la niña de mis ojos durante un tiempo, el cuarto volumen de la colección Monsters Unleashed. Mi criatura.

En poco tiempo estará en todas las librerías, con la mejor de las distribuciones y toda la confianza de la editorial Tyrannosaurus Books. Ahora, después del tiempo escribiéndola, de cientos de mensajes con editores, correctores, portadistas... Ahora, que todo termina y empieza a la vez, mi libro ya no es mi libro. Esta novela macarra y exploit dejará de estar en mi cabeza para irse a la cabeza de otros. Me despido de ella con la amargura de la pérdida de intimidad con un material que era sólo mío y la alegría de poder llegar a otros que, espero, la disfrutarán.


2014-10-05

Al filo del mañana.









Al filo del mañána la he visto después de meterme entre pecho y espalda dos sinsentidos artísticos como la cuarta de Transformers y Godzilla. Por lo tanto, el ánimo no lo podría tener más bajo. 
En esta cinta tenemos a un reverdecido Tom Cruise que lleva años siguiendo la vía de Charlton Heston setentero; esto es: cifi digna y que se recuerde más de diez minutos. No ha encontrado ningún clásico durante el trayecto pero se va acercando con ésta última. Porque, amigo, Al filo del mañana es una peli si no redonda, coherente, divertida y lo más cercano a un Blockbuster alejado de franquicias decente desde Pacific Rim.

Tom es un mierdas que curra en la publicidad que por razones de cifi/argumento se ve obligado a vivir una y otra vez el ataque definitivo de la humanidad contra unos aliens que nos han invadido. Un acierto de la peli es no meterse en las razones de los extreterrestres, los por qué, de estar aquí dando por saco. Lo hacen. Punto. Sí, todos pensamos en Código Fuente o la inmortal Día de la marmota. Y los mimbres son parecidos, la narrativa igual... pero Doug (la primera de Bourne) Liman y el señor Cruise tiran de oficio y desenfreno para hacer de las repeticiones evolución y no dejarte mirar el móvil en ningún momento.

El mundo Warhammer con sus mechas realistas cobra vida en una acción que no apabulla y que cuenta lo que quiere con contar sin que tengamos que tomar un Tranxiliun por el camino. La historia mola; mola el protagonista y su evolución hacia el Dios de la Guerra desde su inicio piltrafa; molan los secundarios que saben que Cruise no está para cargarse sobre los hombros él solito una producción de acción de este calibre. Casi no me lo creía en la reivindicable y en ocasiones paródica, Jack Reacher y aquí sí cuela como action hero a su pesar.

El final, eso sí, es una concesión a la idea de que el público quiere un final feliz aunque rompa con el tono del film. Una lástima porque rompe la redondez de la mejor peli palomitera del verano.